jueves, 21 de marzo de 2013

Música Clásica (Argumento)



Música Clásica

Música Clásica, Disparate cómico-lírico en un acto se estrenó en el Teatro de la Comedia de Madrid, el día 20 de Septiembre de 1880. Su libretista, José Estremera. Música de Ruperto Chapí.

Acto I

Tadeo, bajo cantante de capilla, tiene una hija, Paca, que tiene una gran afición por la música, pero, contrariamente al gusto de su padre, prefiere el género aflamencado. Tadeo se empeña en que su hija llegue a cantar música académica, sobre todo aquellos grandes maestros como Beethoven, Rossini o Mozart de lo que él siempre ha sido un gran admirador. El hombre se afana por que su hija aprenda a cantar pero la muchacha sólo logra desesperar a su padre cuando éste ve que su discípula no tiene condiciones de gran cantante como él querría que fuera. Sin que su progenitor lo sepa, Paca tiene relaciones con Cucufate, un muchacho que también es aficionado a la lírica y un tanto pícaro. El jovenzuelo procura verse con su novia cuando el padre de ésta no se encuentra en casa y aprovecha la situación para que Paca calme su apetito voraz. La pareja, aprovechando la idea de Cucufate, pone en práctica un plan para lograr que Tadeo consienta el matrimonio de los jóvenes. Así, un día, Cucufate se finge un compositor de gran nivel y se presenta en casa de Tadeo. De acuerdo previamente con la muchacha, finge que no se conocen y explica su situación en la casa diciendo que acude atraído por la voz de la cual él considera va a ser una gran dama del canto. Al poco tiempo de encontrarse allí, y engañando a su potencial suegro con piropos, consigue convencerle de que haría un gran favor a su hija si accediera a concederle su mano. De esta manera, él lograría hacer de la joven Paca una figura lírica, la diva que su padre espera y Tadeo, por su parte, accedería a la boda de su hija con Cucufate, situación con la que culmina la zarzuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario