viernes, 29 de marzo de 2013

Rosa la China


Título Rosa la China (1956)
Música Ernesto Lecuona
Letra Gustavo Sánchez Galarraga
Director Félix Guerrero
Categoría Zarzuela
País Cuba
Escenas 01.- Preludio - 3' 56"
02.- Introducción "Esta escoba está mas vieja que el mismo Matusalén" - 3' 00"
03.- Duetto cómico "En Holliwood voy a triunfar" - 1' 33"
04.- Dúo "Tienen una hermosa cara" - 2' 21"
05.- Dúo de Rosa y José "¡José! ¿Qué me quieres?" - 5' 40"
06.- Mujeres del solar "Pocas mujeres" - 2' 12"
07.- Romanza de Rosa "Soñé la dicha de un amor tierno" - 3' 58"
08.- Coro. Conga del puente - 1' 44"
09.- Romanza de Greta "Chinita linda" - 2' 22"
10.- Tango del guaraguá "Un negrito le dijo a su negra" - 2' 14"
11.- Final "Rosa la China" - 2' 22"
Reparto Rosa – Dolores Pérez
Greta – Luisa de Córdoba
José – Luis Sagi-Vela
Preciosillo – Maño López
Orquesta Orquesta de Cámara de Madrid
Coro Coros de Radio Nacional de España
Sinopsis La acción transcurre en La Habana y en conocidos rincones como el Parque Maceo, el puente de la Lisa, calle Vapor; el patio del solar del primero y quinto cuadro podría ser cualquiera de los típicos e innumerables de antaño y de los que todavía quedan bastantes. De un dramatismo brutal y descarnado, alterna con alegres o humorísticos contrastes a cargo de personajes jóvenes los unos y ridículos y caricaturizados los otros. El de Dulzura es un verdadero hallazgo, del que no desmerecen los protagonistas y José. Es el domingo de Carnaval: En el patio del solar Vista Alegre, Dulzura, marido explotador de Rosa la China, lee perezosamente el periódico delante de la puerta de su cuarto; otros personajes se mueven frente a los suyos, mientras el encargado del solar barre y asea el patio. La vieja beata obsesionada por su pasión del juego, requiere al apuntador para satisfacerla. Este se entretiene con la joven Greta, que aspira a ser estrella de cine, a la que acaba de enojar. Las viejas chismosas se regodean en la maledicencia, de la que hacen víctima a Rosa la China, hasta que el encargado las hace callar. Después este recibe las confidencias de Rosa, lamentándose de la vida que su marido la obliga a llevar y del despego de José, a quien ama. Cuando el encargado se marcha, Rosa y José se declaran su amor en precioso dúo. José, gallardamente, proclama sus intenciones a Dulzura y terminan retándose, ante el asombro de todo el vecindario. En el lugar del reto, frente al Torreón, las máscaras se meten con la vieja beata, a quien libran oportunamente sus vecinas doña Tana y Greta. Tras una escena con el apuntador Preciosillo, quien, como siempre, se burla de ellas, éstas van a quejarse a la Policía. Entretanto llega Rosa, ávida de presenciar el encuentro entre Dulzura y José, y se entera de su proyectado compromiso a dirimir un arma blanca para aquella noche en el Puente de la Lisa. De noche, y en el citado puente, Rosa espera la llegada de los desafiados. Aparece Dulzura y se sorprende de encontrarla allí. Ella le ruega que desista de sus intenciones de matar a José, y al no conseguirlo, le arrebata la navaja y se la clava, matándolo y haciéndole caer puente abajo. Al llegar José se encuentra con Rosa, triunfante y desesperada, que le confiesa lo ocurrido. Ante la llegada de una comparsa, se filtran en ella para salir desapercibidos. En la calle Vapor, tras una escena entre doña Calixta, doña Tana y Greta, de paseo de Carnaval, aparecen Rosa y José con dirección a su solar, al que deciden volver y simular ignorar lo pasado. En la fiesta del patio, entre cantos y jolgorios, llega la policía para detener a Rosa por el asesinato de Dulzura, cuyo cadáver ha sido hallado, así como pruebas de su culpabilidad. Entre la desolación y espanto general, Rosa la China es llevada presa.
Comentarios: Estrenada el 27 de mayo de 1932 en el Teatro Martí de La Habana.
Descarga:Rosa la China

No hay comentarios:

Publicar un comentario