viernes, 12 de abril de 2013

A Posta de Sol (Argumento)



A Posta de Sol
A Posta de Sol, Balada en dos actos se estrenó en el Teatro Novedades de Barcelona, el día 18 de Septiembre de 1871. Su libretista, Serafí Soler "Pitarra". Música de Nicolau Manent. 

La escena representa la playa de un pueblo de la costa catalana, el mar de fondo con barcos fondeados y casas de marineros junto a la playa. La acción se inicia en una tarde de verano de 1868, con un coro de calafates.

Acto I

Pere, armador liberal, debe ayudar a escaparse a otro conspirador liberal. Su hila María iba a casarse con Andreu, pero los planes de la huida impedirán que la boda se celebre. Rómulo, un médico que pretende casarse con María urdirá un plan para frustrar la boda: su testaferro Robert, antiguo negrero, tiene que matar a Andreu haciendo naufragar el bote en el que ambos tenían que ocultar al liberal. El plan se lleva a cabo mientras se pone el sol, y María, que ve la escena a lo lejos, enloquece. Rómulo le promete salvar a Andreu a cambio de casarse con ella.

Acto II

Han transcurrido algunos meses tras el accidente. Andreu consiguió salvarse, pero no lo sabe María: su padre ha seguido los consejos de Rómulo que la está tratando para sacarla de su estado de enajenación, y que asegura que una impresión fuerte sería fatal para la curación. Mientras, María parece que está enamorada del sol en su ocaso.
Rómulo ha concebido otro plan para librarse de Andreu. Le hace enrolarse en un barco de guerra hacia Río de la Plata a cambio de curar a María. Para ello, reproduce la escena del naufragio al atardecer; María entra en un estado de gran agitación hasta que, siguiendo las órdenes de Rómulo. Andreu aparece por detrás de unas rocas. Inmediatamente, ella recupera la cordura. Andreu, obligado por Rómulo que ha hecho aparecer en escena a un marinero disfrazado de soldado, se excusa ante María y le dice que debe partir a alta mar para cumplir una promesa que hecho a la Virgen. Jínjol, el personaje cómico, irrumpe en la escena llevando una carta escrita por el misterioso liberal, que era un brigadier, y que había descubierto los planes de Rómulo y Robert. Pere perdona a regañadientes a los dos rufianes y detiene a Andreu que quería venganza. Un coro final celebra el feliz desenlace: el armador Pere venderá la barca que quería regalar a Andreu, no quiere que su hija vuelva a sufrir en su matrimonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario