jueves, 14 de noviembre de 2013

Los flamencos (Cantables)



LOS FLAMENCOS



Sainete lírico en dos actos.

Libreto: Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw.

Música: Amadeo Vives.

Estrenada el 15 de noviembre de 1928 en el Teatro Apolo de Madrid.


ARGUMENTO


Ventura, una mujer formal y firme, y de su marido Manolo, torero de poca fortuna y mujeriego, y otras historias menores que se entrecruzan con aquella, como la de el Niño de la Bolita camarero en la taberna de Marta la madre de Manolo, con Mariquita su guapa y algo más que coqueta novia, o la de Juan el Rondeño padre de Ventura y de profesión sus conquistas. En el segundo Acto, Ventura ha dejado a Manolo y ha instalado un colmao campestre en propiedades de su padre en la Cuesta de las Perdices, donde el Niño de la Bolita es el camarero. Aparecen en la acción mucha gente del mundillo de la juerga y de los toros junto a alguna persona sensata como la madre de Manolo o el industrial Don Abilio, entre los consejos de estos y los celos de Manolo al saber que el Señorito pretende a Ventura, Manolo recapacita culminando la obra en plena demostración de amor de los protagonistas, mientras que el Niño de la Bolita renuncia definitivamente a Mariquita y "los flamencos" son echados con cajas destempladas del establecimiento, por su talante negativo.


_____________



Personajes:

Ventura: Esposa de Manolo.

Mariquita: Novia de el Niño de la Bolita.

Marta: Madre de Manolo.

Manolo: Esposo descarriado de Ventura que vuelve al redil.

Señor Juan: Padre de Ventura.

El Niño de la Bolita: Camarero.

Don Abilio: Industrial.


_____________



Números musicales:

Pasacalle de la flor "¡Qué bien hace en la solapa de un conquistador": (Mujeres, Hombres, Ventura)
Cuarteto de entrada de los flamencos "Para mi que todavía no vino Manolo": (Abilio, Niño de la Bolita, Colorín, Fantasía)
Dúo de los requiebros "¿Ha pasao por esta calle cierta dama pinturera?”: (Manolo, Ventura)
Escena de los borrachos "¿Don Luis! ¡Colás! ¿En donde estás?": (Borrachos, Marta)
Quinteto "En nombrando al ruin de Roma luego asoma": (Mariquita, Fantasía, Manolo, Abilio, Colorín)
Escena de las verbeneras "Sr. Juan, salga a la calle": (Muchachas, Juan)
Romanza de Manolo "¡Ah! Es la vida y es el aire que respiro": (Manolo)
Dúo de los celos "¡Mala mujer! ¡Que me haces daño!.....Dime porqué tu pecho adornas con esas flores": (Manolo, Ventura)


_____________



ACTO PRIMERO

En  el interior de una casa de comidas  y taberna,  propiedad  de la señora Marta,  los parroquianos toman sus consumiciones. Entra Ventura, una atractiva joven, que incita a sus acompañantes a que ofrezcan florecillas.

Pasacalle de la flor "¡Qué bien hace en la solapa de un conquistador": (Mujeres, Hombres, Ventura)

MUJERES
¡Qué bien hace en la solapa
de un conquistador
que prenda una flor
una chica guapa!

HOMBRES
¡Pues suman ya ciento y pico!
Con tanto alfiler,
ya lo ves, mujer,
soy un acerico.

MUJERES
¡Jesús qué pelmazo eres!
Trae ya si es que no las quieres.
Peor pa ti
si las desdeñas.
¡Ay!
¡Como estas madrileñas,
no hay en Madrí!

HOMBRES
¡Olé ya por las mujeres
que presumen de bonitas!
Porque siempre me han gustado
las mujeres presumidas.

MUJERES
No son flores lo que piden
las mujeres de este barrio,
que hoy las flores las ofrecen
a los hombres a puñados.

HOMBRES
Ven, rosita de
pitiminí.

MUJERES
A postinear
no vine aquí.

HOMBRES
Dime, pues.
¡Ven acá!

MUJERES
¡Atención!
¡Olé ya!

VENTURA
Por una flor,
que es el emblema del amor,
se logra ver
una sonrisa de mujer.
Por una flor
de mi jardín,
si los castizos
saben serlo de postín,
harán un bien
de caridad,
que agradecemos
las mujeres de verdad.
Es una flor,
que, al prosperar,
¡cuánto dolor
ha de aliviar!
No tiene aroma
ni es brillante su color;
¡ay!
pero, al lucir
en un barbián,
¡con qué emoción
la mirarán!
Pues va sobre el corazón,
como un querer,
y es obra de una mano
de mujer.

TODOS
¡Qué bien hace en la solapa
de un conquistador
que prenda una flor
una chica guapa!
¡A ver, ante joyas tales,
si no sienten los mortales
latir de amor
los corazones!
¡Ay!
¡Qué guapa/o que te pones
por una flor!
¡Olé! ¡Olé!
¡Olé ya!


_____________



Ventura, mientras, pregunta al Niño de la Bolita, el chico de la taberna, por Manolo –su esposo–, un torero de poca que lleva dos días sin aparecer por casa. Ventura le pregunta a la señora Marta –madre de Manolo– que, algo molesta, lo disculpa con sus silencios. Ventura se va y llega Juan el Rondeño, su padre, junto a dos guapas jóvenes. La señora Marta le echa en cara que alterne con menores, cosa que él justifica por su viudedad y por su concepto de la vida. Entran don Abilio –industrial–, Fantasía –mozo de espadas de Manolo–  y el  Colorín,  un  fino  cantaor  alpujarreño.  Los tres  comentan  el espíritu donjuanesco de Manolo, así como su romance con la socia más postinera de la Ribera de Curtidores.

Cuarteto de entrada de los flamencos "Para mi que todavía no vino Manolo": (Abilio, Niño de la Bolita, Colorín, Fantasía)

ABILIO
Pa mí que
todavía no vino Manolo.

NIÑO
Ya se ve
que en la tienda estoy yo casi solo.

COLORIN
Por lo visto, se entretuvió.

FANTASIA
¡Ay, qué gracia que tié el gachó!

ABILIO
¡Ay, que tío más sandunguero
es el torero
que yo apodero!

FANTASIA
¡Vaya un niño!

COLORIN
¡Yo la diño
y a las damas las deja atontás!

NIÑO
¡Le puede a don Juan Tenorio!

ABILIO, FANTASIA y COLORIN
Aguárdate y lo verás.
Se quedó,
a las cinco de la madrugada,
con la O,
que tenía ya media estocada.

NIÑO
Pero, bueno, ¿quién es la O?

FANTASIA
No lo sabe...

COLORIN
Para mí que no.

ABILIO
Es la socia más postinera
de la Ribera
de Curtidores.

COLORIN
¡Vaya flores
sus colores!

FANTASIA
¡Vaya ojazos que entorna al mirar!

NIÑO
Y, ¿qué es lo que ha sucedido?

ABILIO, FANTASIA y COLORIN
¡Te lo puedes ya figurar!

COLORIN
¡Lo que a estas horas
le habrá dolío
la cabesa a su marío!

FANTASIA
¡Tú ya conoces
cómo trastea
y lo mucho que torea!

ABILIO
¡Yo no te daba
ni un chavo moro
por la vida de ese toro!

NIÑO
¡Paece mentira
que con calzones
se hagan ciertas comisiones!

ABILIO
¡Ojo, que cobras
y somos tres!

NIÑO
¡Qué son pa un hombre
tres alcahués!

COLORIN
¡Si no mirara
que es un chaval...!

NIÑO
No te acalores
que quedas mal.

FANTASIA
No hacerle cara.

COLORIN
¡Si es un infante!

ABILIO
¡Tres onzas de hombre!

NIÑO
¡De hombre es bastante!

ABILIO, FANTASIA y COLORIN
¡Que te vayas
a acostar!

NIÑO
¡Y vosotros
a fregar!

FANTASIA
¡Eso es faltar!

ABILIO
¡No replicar!

ABILIO, FANTASIA y COLORIN
¡Se acabó!

NIÑO
¡S’han callao!

ABILIO, FANTASIA y COLORIN
¡Ay! ¡Ay!
¡Vaya un gachó!

NIÑO
¡Ay! ¡Ay!
¡Bien m’he librao!



_____________


Llegan la señora Gúmer y Elvira, su sobrina. La primera, después de requerir una copa de chinchón, demanda hablar con la dueña, a la que recrimina que Manolo ha tenido más que palabras amorosas con su sobrina. Llegan dos jóvenes y bellas damas: Silvia y Celeste que, tras preguntar por Manolo, se van. Aparecen éste y Mariquita, novia del Niño  de la Bolita,  quien muestra su  enojo  al  verlos  juntos.  La presencia de Ventura genera el consiguiente revuelo.  Cuando los  amigos  de Manolo  le intenta defender, Ventura contesta con indignación.

Dúo de los requiebros "¿Ha pasao por esta calle cierta dama pinturera?”: (Manolo, Ventura)


MANOLO
¿Ha pasao por esta calle
cierta dama pinturera
que, aunque ya no está soltera,
tiene de soltera el talle?
¿No le ha visto usté el morrito
que dibuja al enfadarse
y es la mar de rebonito?
Sáqueme usté ya de penas,
que yo tengo que decirle
la mar de cositas buenas.

VENTURA
¡Boberías!

MANOLO
¡Que esto a mí me pase!...

VENTURA y MANOLO
Y, ¿qué es ello?
Véase la clase...
¡Ah!
Matita de geranio,
tan divina,
que parece rosa fina
sin aroma y sin espina.
Ven acá, florecita verbenera,
resplandor de luna clara;
no te marches de mi vera,
que te quiero ver la cara...
florecita verbenera.

VENTURA
No se moleste, que aquí no está.

MANOLO
Quizá.
Pero si está, ¿me hace usté el favor?

VENTURA
¡Qué honor!
Es que esa dama no viene aquí.

MANOLO
Que sí.
Viene sabiendo que aquí estoy yo.

VENTURA
¡Que no!
¡Ah!...
Mas si viniese
yo le hablaría...

MANOLO
Diga usté.

VENTURA
De un sinvergüenza
que la ofendía.

MANOLO
¿Quién sería?

VENTURA
Un poca lacha
que presume más que el Tato.

MANOLO
Yo no le trato.

VENTURA
Y aunque es casao,
se va detrás de una cualquiera.

MANOLO
¡Se exagera!...

VENTURA
¡Pues le han visto!

MANOLO
¡Son visiones!...

VENTURA
¡Son traiciones!

MANOLO
¡Pues no es verdad!

VENTURA
Pues niegue usté
que es sólo un embustero
presumido,
jaranero, pervertido,
mal torero y mal marido;
y al pedir otra vez que se le quiera,
¡no sé cómo tiene cara!

MANOLO
Puede que sin ti se muera,
resplandor de luna clara,
florecita verbenera.

VENTURA
No, márchate por favor,
que tu voz de sirena
mi vida envenena
cuando habla de amor.

MANOLO
Si tú lo mandas me iré,
pero viendo a mi nena
con cara de pena,
marcharme no sé.

VENTURA
Vete, truhán, de mi lao,
que, aunque en ellas confías,
¡las zalamerías
ya se han acabao!

MANOLO
Ay, nena mía,
no me niegues el perdón.
Ve que en tu mano
tienes tú mi salvación.

VENTURA
¡Manolo mío!
No me vuelvas a engañar,
que morir es mejor
que vivir sospechando
que olvidas mi amor.

MANOLO
¡Ah!
¿Cómo voy a olvidarme
de que te quiero...?
¡Te quiero, te quiero...!

VENTURA
¿Qué tienes que no puedo
reñir contigo...?
¡Castigo, castigo...!

MANOLO
Tengo un querer muy grande
que me encadena...
¡Mi nena, mi nena...!

VENTURA
Tunante, ¡trolero!,
ven aquí, que yo sí que te quiero.
¿No ves, alma mía,
que nació para mí un nuevo día?

MANOLO
Flor de mis amores,
madrileña neta:
cual nunca yo quiero
cuidar tu maceta.

VENTURA
Cuídala tú con esmero,
que es flor que depende
de su jardinero.

MANOLO
¡Ay, flor verbenera,
matita de albahaca,
que todos los días
pondré en mi ventana!

VENTURA
¡Ay, trapalón, presumido,
juncal y embustero!
¿Por qué me has vencido?

MANOLO
¡Ilusión
de mi corazón!

VENTURA
Te quiero, sí;
ya ves que perdí
junto a ti el valor.

MANOLO
Es nuestro amor
dulce promesa...

VENTURA
Nuestros suspiros...

MANOLO
Nuestros anhelos...

VENTURA
Vuelen unidos…

MANOLO
Juntos...

VENTURA
Vuelen...

MANOLO
¡Mía!...

VENTURA
¡Siempre!...

VENTURA y MANOLO
¡Siempre en cuerpo y alma
seré para ti!
¡Así!



_____________



Ventura accede a perdonar las tonterías de Manolo, aunque le da un ultimátum y le pide que se corte la coleta para dedicarse a administrar la taberna de su madre. La aparición de su padre encrespa a Ventura, que no puede por menos que echarle en cara su falta de vergüenza por su dependencia de las mujeres  jóvenes. Cuando  lo saca de la taberna, deja solas a sus  acompañantes,  Loli  y Pili,  momento  que aprovecha Manolo  para llevárselas  del  brazo.  Y en  la taberna entran tres borrachos que  hacen  una simpática escena musical.

Escena de los borrachos "¿Don Luis! ¡Colás! ¿En donde estás?": (Borrachos, Marta)

BORRACHO 3.º
¡Don Luis!

BORRACHO 1.º
¡Colás!
¿En dónde estás?

BORRACHO 3.º
Aquí.

BORRACHO 1.º
¡Mamés!

BORRACHO 2.º
¿Qué pasa?

BORRACHO 1.º
¡Res!

BORRACHO 2.º
¡Cuidao, don Luis!

BORRACHO 1.º
He dicho res
por decir ná.

BORRACHO 2.º
Aclare, pues.

BORRACHO 1.º
¡Ya está!

LOS TRES
Señora Marta,
venga una copa.

MARTA
¡Vaya un terceto!

BORRACHO 3.º
Yo, de Monóvar.

BORRACHO 1.º
A mí de Arganda
y ahí va la perra.

BORRACHO 2.º
A mí de Valde,
de Valdepeñas.

BORRACHO 3.º
¡Viva el anís!

BORRACHO 2.º
¡Bravo, Colás!

BORRACHO 3.º
¡Y el ilustrísimo señor
González Byáss!

BORRACHOS 2.º Y 3.º
Y don Luis y su señora
y sus papás.

BORRACHO 1.º
¡Y mis ínclitos abuelos
además!

MARTA
¿Beben o bailan?

BORRACHO 1.º
¿Qué opinas tú?

BORRACHO 2.º
¿Qué le decimos?

BORRACHO 3.º
Hombre.. ¡según!

BORRACHO 1.º
¡El baile sirve
de anchoa!

BORRACHO 2.º
¡Pa abrir las ganas
bailamos!

BORRACHO 3.º
¡El baile es sano
pa’l cuerpo!

BORRACHO 1.º
¡Bebamos antes!

BORRACHOS 2.º Y 3.º
¡Bebamos!

BORRACHO 1.º
¡Colás!

BORRACHO 3.º
¡Don Luis!
¡Menudo anís!

BORRACHO 1.º
¿Y tú, Mamés?

BORRACHO 2.º
¿Qué tal?

BORRACHO 1.º
¡Ya ves!

BORRACHO 2.º
Usté anda mal
desde hace un mes.

BORRACHO 1.º
Es que hoy salí
con muchos pies.
¡A mí!

LOS TRES
Señora Marta
no se incomode.

MARTA
¡Paece mentira!

BORRACHO 3.º
¡Somos tres hombres!

BORRACHO 2.º
¡Tres caballeros!

BORRACHO 1.º
¡Tres paladines!

MARTA
¡Tres sinvergüenzas!

BORRACHO 1.º
¡Bueno, cubrirse!

BORRACHO 3.º
¡Viva el anís!

BORRACHO 1.º
¡Bravo, Colás!
¡Y el ilustrísimo señor
González Byáss!

BORRACHOS 2.º Y 3.º
¡Y don Luis y su señora
y sus papás.

LOS TRES
¡Y mis/sus ínclitos abuelos,
además!


_____________



La señora Marta reniega de su situación al tener que aguantar a sujetos tan insoportables, cuando aparecen los amigos de Manolo junto a Mariquita.

Quinteto "En nombrando al ruin de Roma luego asoma": (Mariquita, Fantasía, Manolo, Abilio, Colorín)

MARIQUITA
En nombrando al ruin de Roma,
luego asoma.
¡No está mal!

FANTASIA
Eso prueba, Mariquita,
que a la cita
fue puntual.

MANOLO
No contaba con la suerte
de volverte
pronto a ver.

ABILILIO, FANTASIA y COLORIN
Es que hay días de fortuna.

MARIQUITA
¡Qué tontuna!

MANOLO
¡Qué mujer!

COLORIN
¡Ya la he dao tres recortes!

FANTASIA
¡Ya está banderilleada!

ABILIO
Es preciso que te portes,
como sabes, con la espada!

MARIQUITA
Me parece que hay choteo.

ABILIO
Hija mía, lo contrario.

MARIQUITA
¿Qué hago yo con tanto feo?

MANOLO
Elegir en el muestrario.
Pero óyeme una cosa.

MARIQUITA
¡Cuidao, si es importante!

MANOLO
¿Por qué cuidao, preciosa?

MARIQUITA
¡Que hay público delante!

ABILIO
¡Sonsoniche y disimulo!

COLORIN
¡Hay que haserse los gilís!

FANTASIA
No apurarse, que calculo
que la cosa está en un tris.

MANOLO
Lo que quiero decirte,
pero a ti sola,
es que aquí hay un Manolo
pa una manola.
Y, si pa verte luego,
venden tarjetas,
yo me quedo con todas
las papeletas.

COLORIN
¡Sinco naturale
y un forsao de pecho!

MARIQUITA
Cállate, Manolo,
que a eso no hay derecho.

ABILIO
¡Vaya una manera
de correr la mano!

MANOLO
¡No te enfades, alma!

MARIQUITA
¡Eres un gitano!

MANOLO
Pero ¿en qué sentido?

MARIQUITA
Pues, ¿en cuál va a ser?
En el que mereces.

MANOLO
Ven aquí, mujer.

FANTASIA
¡Camará, vaya un hachazo!

ABILIO
¡Va a pasar las de Caín!

COLORIN
¡Hay que dar un capotaso!

ABILIO y FANTASIA
Aprovecha, Colorín.

COLORIN
Caso de que molestemos,
nos iremos.

MARIQUITA
¡No hay de qué!

FANTASIA
Si se da usté por vencida,
se suicida.

MARIQUITA
¡Ya lo sé!

ABILIO
Yo, en tu caso, el té le daba
con rebaba.

MARIQUITA
¡Con azahar!

MANOLO
Caballeros, no azararse...

MARIQUITA
¡No colarse!

MANOLO
¡No empujar!

COLORIN
Sita con la mano arta.

FANTASIA
El burel se está aplomando.

ABILIO
Anda ya, que sólo falta
que lo mates aguantando.

MANOLO
Se va a hacer lo que se pueda.
Dime en qué quedamos, niña.

MARIQUITA
Si es la hora de la queda,
por mi parte no habrá riña
Tú ya sabes, Manolo,
que ésta María,
cuando un hombre se gana
su simpatía,
no es de aquellas que luego
tienen dos caras
y se pasan la vida
tomando varas.

COLORIN
¡Eso é cosa hecha!

MANOLO
¿Cuándo va a ser eso?

FANTASIA
¡No le falla una!

MARIQUITA
¡Eres un expreso!

ABILIO
¡Las atontolina!

MANOLO
Vamos, menos guasa.

MARIQUITA
Demasiado sabes
dónde está mi casa.
Y ahora, hasta la vista.

ABILIO, FANTASIA y COLORIN
¡A los pies de usté!

MANOLO
¡Olé las mujeres!

MARIQUITA
¡Gracias!

MANOLO
¡No hay de qué!


_____________



El torero parece echarle los tejos a la atractiva joven cuando llega Ventura a tiempo de constatar las insinuaciones de su marido a otra mujer. Lo deja y cuando Manolo va a ir detrás, sus amigos se lo impiden. Sin embargo, al quedarse solo, llora su falta mientras cae el telón.

ACTO SEGUNDO

En Villa Gloria, colmado campestre del señor Juan, en la carretera de El Pardo.

Escena de las verbeneras "Sr. Juan, salga a la calle": (Muchachas, Juan)

MUCHACHAS
Señor Juan, salga a la calle,
no se meta usté en su casa,
no se pierda ni un detalle
de lo que en su puerta pasa.
Señor Juan, señor Juanito,
rey del rumbo y de la gracia;
predilecto de estas chicas
que le vienen a buscar,
véngase pa la verbena
que tenemos el antojo
de un pirulí de La Habana
y un negrito pa jugar.

JUAN
Veniros pa este costao...

MUCHACHAS
Señor Juan, es usté el hombre
de más suerte del distrito,
porque le hemos dao al novio
esquinazo pa venir.
Conque a ver si este ramito
de beldades se percata
de que usté les agradece
ese rasgo femenil.

JUAN
¡Si no quiero yo otra cosa!
¡Ay, qué cara tan graciosa!
Despacito
y en silencio
que conviene ser Prudencio.

MUCHACHAS
¿Que nos vamos?

JUAN
¡A las tres!

MUCHACHAS
¿Y la andóva?

JUAN
Esta noche
se fastidia doña Inés.

MUCHACHAS
¡Ay, qué salidas
tiene este don Juan!

JUAN
Vamos, niñas,
¡veréis qué plan!

MUCHACHAS
Tiene figura
de conquistador.

JUAN
¡No lo hay mayor!

MUCHACHAS
Vaya usté en medio
de este manojito.

JUAN
¡Qué bien iré!
Ya estoy aquí.
Mas no miradme
porque me derrito.
Veréis mi plan.

MUCHACHAS
Dénos el brazo,
no pase usté pena
don Juan,
que nos gusta presumir...

JUAN
…De mantón y de galán.

MUCHACHAS
¡Ay!...
Mírenos alrededor.

JUAN
¡Pero no mirarme así!

MUCHACHAS
¡Es usté un castigador!
¡Tunantón!
¡Vamos ya!

JUAN
¡Soy el hombre de más suerte
y de más valor!
¡Vámonos!
¡Pronto ya!
¡Por favor!

MUCHACHAS
¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!


_____________



El Niño de la Bolita es el nuevo camarero de este colmado, regido por Ventura, que ha abandonado  a Manolo.  En  él  aparece El Señorito,  un  personaje que la corteja con insistencia a resultas de su situación emocional. Llega la señora Marta y le pide al señor Juan que entre los dos deben arreglar el problema de sus hijos. La madre de Manolo piensa que los culpables de la situación  son  don  Abilio  y el  Colorín,  que han envenenado a su hijo. Ella le pide a su consuegro que se retire de su vida licenciosa y aparte a Manolo del mundo taurino. Cuando aparece Ventura echa a todos los flamencos que considera indignos de estar allí, incluyendo al Marqués, viejo amigo de su padre. Se indigna, especialmente con la llegada de don Abilio y Mariquita. Ventura se encara con ésta y le ruega que deje a su marido. Mariquita le pide perdón, pero acusa a Manolo de haberse colgado de ella, puesto que a ella ni le gusta. Ventura muestra su confusión.
Cuando llega la señora Marta con su hijo le reclama su falta de hombría. Este refleja con una romanza su amor por su mujer.

Romanza de Manolo "¡Ah! Es la vida y es el aire que respiro": (Manolo)

MANOLO
Es la vida
y es el aire que respiro
y es el alma
y es la luz de mi cariño.
Cuando se quiere
como la quiero yo,
¡vida mía!,
no hay placer
como el suspirar
y besar donde pisas.
En aquella ventana
la conocí;
se cruzaron las suyas
con mis miradas;
yo no sé, madre mía,
lo que sentí,
pero sé que en el alma,
desde esa noche,
llevo un gusano
que se la come
y es el cariño
de esa mujer.
¡Matarlo ya
no puede ser
y no será!
Quiero que ese beso
de pasión,
la haga suspirar
junto al corazón.
Quiero que se endulce
tanta hiel
con aquel reír
que es un cascabel.
Corazón, corazón,
late ya con brío,
bien mío,
vuelve ya,
que aguardándote está
mi fe.


_____________



Don Abilio, que le ha oído, le avergüenza por depender de su madre de tal manera. Sin embargo,  cuando  el  Niño  le transmite que hay un  personaje interesado en  Ventura, Manolo enferma de celos. Cuando ella aparece se enzarzan en una discusión que sirve para aclarar la situación.

Dúo de los celos "¡Mala mujer! ¡Que me haces daño!.....Dime porqué tu pecho adornas con esas flores": (Manolo, Ventura)

MANOLO
Oyeme, Ventura.
Dime por qué
tu pecho adornas
con esas flores.
Dime por qué
con ellas sales a la verbena.
Por qué, taimaos y traidores,
tus ojos piden amores,
si mientras, ¡porque te quiero!;
me muero
de rabia y de pena.

VENTURA
Ya sabes tú
que yo soy devota
de San Antonio.
Por devoción,
en su verbena
me compro un tiesto.
Y, tocante a las flores,
¡ay qué demonio!,
para gustarle a un hombre
me las he puesto.

MANOLO
¡Aún te vas a burlar
otra vez de mí!
Mas yo no transijo
con marchoserías.

VENTURA
Pero ¿es que hablas formal?

MANOLO
¿No lo ves que sí?

VENTURA
Es que ya voy siendo
la que merecías.
¡Qué le voy a hacer!

MANOLO
Pues tienes que cambiar.

VENTURA
Si te has cansao... abur.

MANOLO
Por mí, te pués marchar.
¡Ay, madre de mi vida,
si yo pudiera,
estando en ella en el mundo,
vivir sin ella!
Pero el vivir, muriendo
por su querer,
tú sabes, madre mía,
que no pué ser.

VENTURA
Quise llevar
la compañía
de un hombre guapo.

MANOLO
¡Ay, madre mía!

VENTURA
¡Ya ves qué sino!
Tú te cruzastes
en mi camino.

MANOLO
¡La mataría!

VENTURA
Si tú te vas...

MANOLO
Me voy pa siempre
si tú me obligas.
¡Basta de discusiones
y de arrebatos
y de fatigas!

VENTURA
Vamos, es que tú quieres
vivir tan ancho
con tus amigas.

MANOLO
¡Te voy a matar!
¡Mala mujer!

VENTURA
¿Qué vas a hacer?

El Niño, muy enfadado, afea a Mariquita su actitud, renunciando a ella definitivamente, mientras que echa con cajas destempladas a sus amigos, por su talante negativo.
Culmina la obra en plena demostración del amor de los dos protagonistas.





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario