sábado, 30 de noviembre de 2013

Pan y toros (Cantables)



PAN Y TOROS



Zarzuela en tres actos en verso.

Libreto: José Picón.

Música: Francisco Asenjo Barbieri.

Estrenada el 22 de Diciembre de 1864 en el Teatro de la Zarzuela.


ARGUMENTO


La acción en Madrid, 179...

Escena primera
La acción, al comenzar la zarzuela, se sitúa en un merendero a orillas del Manzanares. A la derecha del local se alza la casa y el estudio del pintor Goya. Enfrente del merendero, un falso ciego y un grupo de niños bulliciosos.
Al poco rato de iniciarse la música aparece el Corregidor que, acercándose al ciego, le pregunta si ha escuchado y visto algo, a lo que el ciego responde que ha visto entrar fusiles en casa del pintor. El Corregidor sube a casa de Goya donde charla con Pepita, una maja que posa para el pintor. La conversación sostenida entre ambos se relaciona con las intrigas de la corte española, en las que está mezclada la Princesa de Luzán, dama de honor de la reina. La Princesa es admirada y querida por todo su virtuosismo y bondad, pero al mismo tiempo, un reducido número de intrigantes, entre los que se cuentan el Corregidor y Pepita, se han percatado del peligro que supone la directa influencia de la Princesa sobre el ánimo del rey, y desean eliminarla a toda costa. Para ello es preciso deshonrar a la Princesa y negar su castidad públicamente.
Ante la alegría de Pepita, el Corregidor ha descubierto que a causa de un apuesto capitán, la Princesa, que se encontraba en un noviciado de Sicilia, ha abandonado el claustro y se ha dirigido bajo falsa personalidad a Francia, donde en un hospital de heridos de guerra ha estado curando al capitán.
Todo el resto del argumento de la zarzuela gira alrededor de la Princesa de Luzán. Los seglares y clérigos que ven peligrar sus puestos por un cambio de política debido a la influencia de la Princesa, pretenden por todos los medios tender una trampa a la Princesa para que pueda ser juzgada y condenada por la Inquisición.
Pero la Princesa cuenta con verdaderos amigos entre los artistas del país, a quienes desinteresadamente ayuda y alienta para el progreso del Arte y de la nación.

Escena segunda
Nos presenta a la Princesa, con el pintor Goya y varios amigos, en una humilde casucha donde se han reunido para tratar sobre los problemas del país. Al final de la escena, cuando la Princesa se queda sola, hace su aparición el Capitán Peñaranda, a quien ella cuidó anónimamente en el hospital francés. Ambos se reconocen y el Capitán expresa con vehemencia su agradecimiento, pero la Princesa se muestra digna en todo momento, sin dejarse llevar por el amor que verdaderamente siente.
Al ausentarse la Princesa, el Capitán abre la puerta y se encuentra con un mendigo que se le acerca pidiendo limosna. Compadecido por los harapos del pobre hombre, Peñaranda se despoja de su capa y se la entrega. Aquella misma noche, y en el mismo lugar, se comete un asesinato. El asesinado queda irreconocible, y la única señal personal que queda de él es la capa regalada por el Capitán. Al llegar semejante noticias a oídos de la Princesa, la joven decide renunciar definitivamente a la vida, pues cree muerto al único ser que amaba. Pepita, el Corregidor y el Abate, influyen perversamente sobre ella para que no pueda desistir de esta idea, que tanto les conviene políticamente. Los preparativos del solemne acto religioso están ya en su punto, cuando se oye la voz del Capitán, que se presenta en escena. Los intrigadores de palacio quedan decepcionados, y la Princesa y el Capitán se abrazan al fin.


_____________



Personajes:

Princesa de Luján: Liberal, contraria a Godoy.

Doña Pepita: Pepita Tudó, Esposa morganática de Godoy.

La Tirana: Célebre tonadillera.

La Duquesa: Duquesa de Alba.

La ciega:

Peñaranda: Capitán del ejército.

Goya: Famoso pintor.

Abate:

General:

Quiñones: Corregidor.

Pedro Romero: Famoso torero.

Pepe-Hillo: Famoso torero.

Costillares: Famoso torero.

Santero:

Jovellanos: Ilustre liberal español.

Un hermano del pecado mortal:

Un mozo de cordel:


______________



Números musicales:

Escena de los ciegos “Hoy fusilan a un soldado”, escena del santero “Ved al pobre peregrino”: (Padre, Madre, Niño, Vendedoras, Santero)
Seguidillas “Aunque soy de la Mancha” y zapateado “Maravillas, el Rastro y el Mundo Nuevo”: (Coro)
Marcha de la Manolería “Al son de las guitarras y seguidillas”, salida del Corregidor “Que Dios le guarde a Usía”, relato de los toreros “Romero, Costillares y Pepe-Hillo” y canción de Pepe-Hillo “En Zeviya Costiyares”: (Manolería, Corregidor, La Compañía, Pepe-Hillo, Costillares, Romero, Abate)
Dúo de Doña Pepita y el capitán Peñaranda “¡Mi protectora! ¡Mi Angel es! ¡Quiero señora besar sus pies!”: (Capitán, Pepita)
Contradanza “La grave contradanza le gusta a Don Manuel”, canción popular del perulillo “Por lo dulce las damas jolín jolín”: (Abate, Perulillo)
Cuarteto de la casa de los duendes “Aunque Vd. Princesa noble…..Si mi vida pide España”: (Goya, Capitán, Abate, Princesa)
Romanza “Este Santo Escapulario”: (Princesa, Capitán)
Concertante "¡Salve! ¡Oh!  Reina de los ángeles": (Princesa, Capitán, Goya, Tirana, Abate, Manolos, General, Doña Pepita, Damas, Caballeros, General)
Coro del llanto “¡Señor Abate!... ¿Será verdad que la princesa se mete monja?”: (Damas, Abate)
Coro de los disfraces “Señora Princesa, con un solo fín”: (Coro, Princesa, Pepe-Hillo, Costillares, Romero, Abate)
Escena y coro de la profesión “Atónitos nos deja”: (Pepita, General, Corregidor, Abate, Princesa, Capitán)


_____________



Escena de los ciegos “Hoy fusilan a un soldado”, escena del santero “Ved al pobre peregrino”: (Padre, Madre, Niño, Vendedoras, Santero)

PADRE, MADRE y NIÑO
Hoy fusilan un soldado:
llorad, padres infelices,
aunque diga algún malvado
que le está bien empleado.
¡Hombre, mira lo que dices!

PADRE
Vísperas a la oración
hay en don Juan de Alarcón.

MADRE
Villancicos y completas
en Atocha y Recoletas.

NIÑO
Sermón y cuarenta horas
hay en las Comendadoras.

PADRE
Y alumbrado y letanía
mañana en Santa María.

MADRE
Indulgencias hay plenarias
en las monjas Trinitarias.

NIÑO
Zurriagazos a las tres,
bóveda de San Ginés.

(Hablado sobre la música)

PADRE.- (¿María?)

MADRE.- ¿Qué?...

PADRE.- (¿Pasa gente?)

MADRE.- No.

PADRE.- (Dame un beso)

(Se acerca mucho)

MADRE.- ¡Indecente!

(Le arrima un sopapo)

(Cantado)

PADRE, MADRE y NIÑO
Detened, hombres injustos,
vuestro paso temerario,
y purgad carnales gustos
al pie del confesionario,
al pie del confesionario.

VENDEDORES
¡Alajú!... – ¡Pan de higos!...
– ¡Torraos y pasas!...
– ¡Cañamones tostaos!...
– ¡Miel y castañas!...
– ¡Bollos de leche!...
– ¡Torreznos y rosolí!...
– ¡Buen escabeche!...
Comprad apriesa,
comprad apriesa,
comprad apriesa
que doy casi de balde
toda la cesta…

PADRE, MADRE y NIÑO
En Santiago y los Servitas,
hay mañana jubileo.

(Aparece un Santero harapiento con una esclavina de hule y varias conchas; trae un cuadro y muchas estampas)

SANTERO
Ved al pobre peregrino,
que viene de Palestina
con tres meses de camino,
y ved la huella divina
de Cristo en Monte Olivete...
Sólo hay en el mundo siete:
y la traigo a mi país,
sólo por cumplir un voto,
y la besa el que es devoto
por cuatro maravedís.

VENDEDORAS
Dios le ayude al buen Santero...
Tome un cuarto por besar...

(Le rodean, besan el cuadro y echan cuartos en el sombrero)

SANTERO
La limosna sólo quiero
para poder alumbrar
al bendito San Antero...

(Despidiéndose)

Dios el cielo las dará.

VENDEDORAS
Id en paz.


_____________



Seguidillas “Aunque soy de la Mancha” y zapateado “Maravillas, el Rastro y el Mundo Nuevo”: (Coro)

CORO
Aunque soy de la Mancha
no mancho a nadie:
más de cuatro quisieran
ser de mi sangre.
Anda, salero
y vivan las manchegas
y los manchegos.
Olé y olé,
olé y olá,
or las Manolas
de caliá.
Maravillas, el Rastro
y el Mundo Nuevo,
Lavapiés, la Rivera
y el Matadero,
todos son unos:
por eso comen, beben
y bailan juntos.
Olé y olé,
olé y olá,
por las Manolas
de caliá.


______________



Marcha de la Manolería “Al son de las guitarras y seguidillas”, salida del Corregidor “Que Dios le guarde a Usía”, relato de los toreros “Romero, Costillares y Pepe-Hillo” y canción de Pepe-Hillo “En Zeviya Costiyares”: (Manolería, Corregidor, La Compañía, Pepe-Hillo, Costillares, Romero, Abate)

MANOLERIA
(Marcha lejana de la Manolería)
Al son de las guitarras
y seguidillas,
Manolas y Manolos
de cuatro en fila,
no hay en el mundo
quien marche con más garbo,
ni con más rumbo.

(Inclinándose todos y descubriéndose)

Que Dios le guarde a usía,
señor Corregidor,
su noble compañía
la guarde también Dios.

CORREGIDOR
(Levantándose)
¡Gracias doy!...
¡Gracias doy!...

LA COMPAÑIA
(Levantándose)
¡Gracias doy!...
¡Gracias doy!...

(Salen ahora de casa del pintor, Pepe-Hillo, Romero y Costillares. Detrás Goya, a quien hace sentar el Corregidor)

(Descubriéndose)

PEPE-HILLO, COSTILLARES y ROMERO
Romero, Costillares
, y Pepe-Hillo,
a toitos uzías
zaludan finos;

(La Manolería saluda a los toreros con una salva de aplausos)

que a cabayeros,
no echó la pata naide
a los toreros.

MANOLERIA
Salud a los valientes
discípulos del Cid,
que todos tres merecen
la plaza dirigir.

(Acosando al Corregidor)

Díganos usía,
diga su mercé,
jefe de la plaza
cuál de ellos va a ser.

TODOS
¡Atención!...

ABATE
(Levantándose)
Hallándose indispuesto
el buen Corregidor,
me manda que en su nombre
a todos hable yo.

CORREGIDOR
(Levantándose)
¡Sí, señor!...
¡Sí, señor!...

MANOLERIA
¡Bien, señor!...
¡Bien, señor!...

PEPE-HILLO, COSTILLARES y ROMERO
(Muy cómico)
¡Bien, zeñó!...
¡Bien, zeñó!...

ABATE
La elección que debe hacerse
es de tanta gravedad,
que por esto se celebra
en tan público lugar.

CORREGIDOR
(Levantándose)
Es verdad.
Es verdad.

LA COMPAÑIA
(Levantándose)
Es verdad.
Es verdad.

MANOLERIA
¡Ya... ya... ya!...

PEPE-HILLO, COSTILLARES y ROMERO
(Muy cómico)
¡Ya... ya... ya!...

ABATE
Grandes recomendaciones,
aquí vais a ver quemar:

(Sacan los Corchetes una bandeja y una pajuela)

¡Saque usía los papeles!

(Los saca el Corregidor con solemnidad y los pone en la bandeja)

¡La pajuela! ¡Prenda ya!...

(Prende)

CORREGIDOR
(Levantándose)
¡Mirad!...
¡Mirad!...

LA COMPAÑIA
(Levantándose)
¡Mirad!...
¡Mirad!...

MANOLERIA
¡Ah!... ¡Ah!...

PEPE-HILLO, COSTILLARES y ROMERO
(Muy cómico)
¡Ah!... ¡Ah!...

ABATE
Esta llama es la aureola
de tan recta autoridad.
¿Quién habrá que dudar pueda
de su inflexibilidad?...

CORREGIDOR
(Levantándose)
¿Quién habrá?...
¿Quién habrá?...

LA COMPAÑIA
(Levantándose)
¿Quién habrá?...
¿Quién habrá?...

MANOLERIA
¡Cá!... ¡Cá!...

PEPE-HILLO, COSTILLARES y ROMERO
(Muy cómico)
¡Caaa!... ¡Caaa!...

CORO
¡Ninguno ahora lo dudará!

MANOLERIA, PEPE-HILLO, COSTILLARES y ROMERO
¡Viva mil años feliz usía!...
¡Dios nos conserve tan buen señor!...
¡Viva mil años su compañía!...
¡Viva el ilustre Corregidor!...

CORREGIDOR
¡Chitón!...
Basta, señores, basta por Dios.

LA COMPAÑIA
¡Chitón!...

PEPE-HILLO, COSTILLARES y ROMERO
¡Chitón!...

MANOLERIA
¡Chitón!...

TODOS
(Menos el Corregidor)
¡Viva el ilustre Corregidor!...

(Hablado sobre la música)

CORREGIDOR.- Nombro a Romero. Pueden todos despejar.

(Cantado)

MANOLERIA
Pues vamos a dar música
a los maestros,
y al siempre afortunado
Pedro Romero.
Dios guarde a usía,
y Dios en paz conserve
su compañía.

Al son de las guitarras
y seguidillas,
Manolas y Manolos
de cuatro en fila,
no hay en el mundo
quien marche con más garbo,
ni con más rumbo.


_____________



Dúo de Doña Pepita y el capitán Peñaranda “¡Mi protectora! ¡Mi Angel es! ¡Quiero señora besar sus pies!”: (Capitán, Pepita)

CAPITAN
¡Mi protectora!
¡Mi ángel es!...
¡Quiero, señora,
besar sus pies!

(Arrodillándose)

PEPITA
¡Buen caballero,
levante usted,
si no me quiere
comprometer!

CAPITAN
¡Nunca fue ingrata
la juventud!
Probarle quiero
mi gratitud.

PEPITA
¡El tiempo corre,
vuelva usté en sí!
¡Cuentas la patria
puede pedir!

CAPITAN
Esa odiada camarilla,
deshonor del solio real,
el estado de la guerra
ocultó a Su Majestad.
Traigo partes del ejército,
soy la voz de la verdad,
y a decirla al Rey yo mismo
me mandó mi General.

PEPITA
Si en la Corte alguien sospecha
la misión que trae acá,
su existencia está en peligro
y le pueden fusilar.
Déme usted esos papeles,
que su vida en ellos va:
yo le juro que al Rey mismo,
por mi mano llegarán.

PEPITA
¡Déme usted esos papeles!...

CAPITAN
¡Entregarlos no, jamás!...
¡No conoce usted, señora,
el deber de un militar!...
¡Quiero ver al Rey!...

PEPITA
Cachaza;
en el Pardo está de caza.

CAPITAN
¡A la Reina voy a ver!...

PEPITA
Lo echará usted a perder.

CAPITAN
¡Al Consejo de Castilla!...

PEPITA
A la gente de golilla
tiempo no dejan apenas
procesiones y novenas.

CAPITAN
(Furioso)
¡Al Marqués contarle quiero!...

PEPITA
No le escuchará el Marqués,
porque está en el Matadero,
aprendiendo volapiés.

CAPITAN
(Sacándole del pecho)
Señora, si este pliego
al Rey no logro dar,
sin viles mediadores
que oculten la verdad,
la suerte de la Patria
perdida puede estar!...

PEPITA
¡Venga acá!

CAPITAN
¡No, jamás!...

PEPITA
Si usted me le confía,
no se arrepentirá,
y a fe de noble dama
le juro, Capitán,
que a costa de mi vida,
al Rey ha de llegar.
¡Venga acá!...

CAPITAN
¡No, jamás!
¡La suerte de la patria,
en él cifrada va!...

PEPITA
A costa de mi vida,
al Rey le haré llegar.
¡Venga acá!...

CAPITAN
¡No, jamás!

PEPITA
¡Usted desconfía
de mi lealtad!...

CAPITAN
Señora, lo impide
mi honor militar.


_____________



Contradanza “La grave contradanza le gusta a Don Manuel”, canción popular del perulillo “Por lo dulce las damas jolín jolín”: (Abate, Perulillo)

ABATE
(Al balcón)
La grave contradanza
le gusta a don Manuel,
porque a doña Pepita
la ve lucir el pie.
Hebillas de brillantes
quisieran muchos ser,
a cambio de ir encima
de tan pulido pie.

Calada y fina media
quisieran todos ser,
para tener sorbido
el seso a don Manuel.
Chapín de la tal dama,
¡ay quién pudiera ser!...
y así mandar como ella
en el pobre don Manuel.

(Coro y baile en el palacio, tarareando, y concluye la contradanza con bravos y aplausos. El Abate se quita del balcón. Romero y Costillares, a la puerta de la taberna, cantan con algazara y palmotean la siguiente canción popular de la época, llama el Perulillo)

PERULILLO
"Por lo dulce las damas
jolín, jolín Perulí achulé ole jé,
ai zá, son desaborías;
yo las quiero muy agrias
jolín, jolín Perulí achulé ole jé,
ai zá, son desaborías;
yo las quiero muy agrias
pero sabrositas.
cariño de mi vida,
jolín, jolín Perulí achulé ole jé,
ai zá, son desaborías;
yo las quiero muy agrias
eres tan chuscaza,
que a toditos los hombres
jolín, jolín Perulí achulé ole jé,
ai zá, son desaborías;
yo las quiero muy agrias
les robas el alma."


_____________



Cuarteto de la casa de los duendes “Aunque Vd. Princesa noble…..Si mi vida pide España”: (Goya, Capitán, Abate, Princesa)

GOYA
Aunque usted, Princesa noble,
se prosterne ante mis pies,
no desisto de mi empeño
ni me hará retroceder.
Ahí están los enemigos
de mi patria y de mi Rey,
y ocasión tan venturosa
no volvemos a tener.

CAPITAN
Si mi vida pide España,
yo mi vida le daré:
esos son sus enemigos,
es el ejército francés.
¡Junta está la camarilla
y dudar es perecer!
¡Sangre a voces pide España!...
Y esa sangre hay que verter.
(Dándose la mano)

ABATE
(A la Princesa)
Y lo harán como lo dicen,
que a los dos conozco bien:
el muchacho es el demonio,
y el pintor aragonés.
El palacio de Pepita
son capaces de encender,
cuando lleguen los Manolos
del Barquillo y Lavapiés.

PRINCESA
Pues que no hay otro camino
ni esperanza de vencer,
de salvar a nuestra patria
cualquier medio aceptaré.
¡Mas con sangre de españoles
vuestras manos no manchéis!...
La venganza es un delito,
que jamás conduce al bien.

CAPITAN
¡Justicia, señora!...

GOYA
¿Justicia, no más?

PRINCESA
¿Y cómo?

GOYA
¡Silencio!...

ABATE
No hay nadie.

GOYA
¡Escuchad!...

Entre el patio de esta casa
y ese próximo jardín
del palacio de Pepita,
y por bajo del pretil,
una bóveda hay oculta
y mandada construir
para el culto de una Venus,
cuyo templo se halla aquí.

PRINCESA
¡Es posible!...

ABATE
(¡Nos ahorcan!)

CAPITAN
Continúa.

GOYA
Pues oíd.
Ciérrala de yedra un muro
de este lado, y por allí
a una estufa de cristales
va la bóveda a salir.
Voy en busca de mi gente.

CAPITAN
Ve con Dios: te espero aquí.

ABATE
En salvando a mi tirana,
nada tengo que pedir.
Pues ya por asalto
me toman la casa...
Si el golpe fracasa,
nos mandan ahorcar...

PRINCESA
¡Tomar por asalto
de noche su casa!...
Si el golpe fracasa,
perdidos están.

GOYA
El golpe le damos
nosotros dos solos
y algunos Manolos,
que voy a buscar.

CAPITAN
El golpe le damos
nosotros dos solos
con esos Manolos
que vas a buscar.

PRINCESA, GOYA y CAPITAN
¡Que Dios les proteja!...
¡Perdidos están!...

ABATE
Pues ya por asalto
me toman la casa...
Si el golpe fracasa,
nos mandan ahorcar...

PRINCESA
¡Tomar por asalto
de noche su casa!...
Si el golpe fracasa,
perdidos están.

GOYA
El golpe le damos
nosotros dos solos
y algunos Manolos,
que voy a buscar.

CAPITAN
El golpe le damos
nosotros dos solos
con esos Manolos
que vas a buscar.

GOYA, CAPITAN y ABATE
¡Perdidos están!...
¡Nos mandan ahorcar!...


_____________



Romanza “Este Santo Escapulario”: (Princesa, Capitán)

PRINCESA
Este santo escapulario
que le voy a dar,

(Sacándoselo)

fue colgado a mi garganta
por Su Santidad;
y en Sicilia y en Bayona
no me abandonó jamás.
Teñido está en sangre
de un buen capitán,
velado en el lecho
de un pobre hospital.
Ya una vez salvó su vida
y otra vez la salvará.

(Se lo pone; él de rodillas)

CAPITAN
Cual depósito sagrado
en mi pecho siempre irá.


_____________



Concertante "¡Salve! ¡Oh!  Reina de los ángeles": (Princesa, Capitán, Goya, Tirana, Abate, Manolos, General, Doña Pepita, Damas, Caballeros, General)

PRINCESA, CAPITAN, GOYA, TIRANA y ABATE
¡Oh, reina de los ángeles,
tesoro de piedad!...
protege a nuestra patria
y líbrala del mal.
A nuestra noble empresa
tu excelso amparo da:
justicia y no venganza
queremos alcanzar.

(El coro de Manolos repite la plegaria en unión de los demás. Al comenzar la plegaria anterior se oyen en el palacio los compases de una gavota: se ven las parejas de baile por los balcones, y después suenan risas y palmadas, el Corregidor, seguido de cuatro Alguaciles con pistolas que amartillan sale del palacio y los coloca con mucho sigilo en las avenidas de las callejuelas)

(Al concluir la plegaria aparecen por la puerta interior de la casucha, sorprenden arrodillados y por la espalda a los Manolos y les desarman, el Corregidor, Alguaciles y algunos soldados con el General. Sorpresa y sujeción de hombre por hombre: no ridícula)

CORREGIDOR
(Con voz de trueno)
En nombre del Rey mando
las armas entregar.

MANOLOS
(Ya desarmados)
¡Traición... traición!...

PRINCESA
(Al Capitán impidiendo que saque su espada)
¡Prudencia!...

GENERAL
La espada, Capitán.

CAPITAN
¡Soy libre por mandato
del Rey!...

(Entregando un papel que saca del pecho)

GENERAL
(Leyéndolo y devolviéndolo)
En regla está.

(Al Corregidor)

Es un salvoconducto,
que tiene el sello real.

CORREGIDOR
(Señalando al suelo y a un papel que él mismo tiró antes)
¿Y qué papel es ese?
¡Alzadle!... ¡Venga acá!...
¡El cuerpo del delito!...

(Leyendo)

Excepto el Capitán,
en nombre del Rey prendo
a todos los demás.

PRINCESA
(Adelantándose con altivez y descubriéndose)
¿También a mí?...

CORREGIDOR
(Escandalizado)
Señora,
¿vuecencia en tal lugar?...

(Con solemnidad)

La arresto en su palacio,
por su alta dignidad.

PRINCESA
¡Soy dama de la reina!...

CORREGIDOR
Tratada como tal
será la nobilísima
Princesa de Luzán.

(Quitándose el sombrero: todos le imitan)

Traed una litera.

CAPITAN
(Tirando de la espada)
¡Señora, basta ya!...

CORREGIDOR
¿Qué es esto?

PRINCESA
(Conteniéndole)
(¡Usted nos pierde!...
Prudencia, Capitán!)

(Llevando al Capitán a un lado y aparte)

Como usted no quede libre,
a la Corte no vendrá
don Gaspar de Jovellanos,
esperanza única ya.
El valor alcanza mucho,
la prudencia mucho más:
no pensemos en nosotros,
en España hay que pensar.

ABATE
(Aparte al Corregidor)
Como a mí y a la Tirana
no nos deje usía en paz,
probaré que a Pepe-Hillo
ha intentado asesinar.
Contaré que por mis trampas
a Romero hizo nombrar,
y otros sapos y culebras
de su inflexibilidad.

TIRANA
Como nuestra Princesita
no contenga al Capitán,
hacer pueden con nosotros
una gran barbaridad.
Y si Dios no lo remedia,
esta torta cuesta un pan:
el presidio o el destierro
elegir podemos ya.

(Que habrán salido con sigilo del palacio y habrán espiado por la celosía de la casucha)

¡Oh, qué peregrina historia
hemos sorprendido ya!...
En la Casa de los Duendes

DOÑA PEPITA
infraganti han ido a dar

DAMAS
con la virgen Princesita

CABALLEROS
y un bizarro Capitán...
¡Ja... ja... ja!...
¡Oh, qué historia tan bonita
vamos todos a contar,
de la virgen Princesita
y un bizarro Capitán!...
¡Ja... ja... ja!...

PRINCESA
Como usted no quede libre,
a la Corte no vendrá
don Gaspar de Jovellanos,
esperanza única ya.
El valor alcanza mucho,
la prudencia mucho más:
no pensemos en nosotros,
en España hay que pensar.

CAPITAN
Como yo no quede libre,
a la corte no vendrá
don Gaspar de Jovellanos,
esperanza única ya.
El valor alcanza mucho,
la prudencia mucho más:
no pensemos en nosotros,
en España hay que pensar.

GOYA
Como tú no quedes libre,
a la corte no vendrá
don Gaspar de Jovellanos,
esperanza única ya.
El valor alcanza mucho,
la prudencia mucho más:
no pensemos en nosotros,
en España hay que pensar.

ABATE
Como a mí y a la Tirana,
a la corte no vendrá
don Gaspar de Jovellanos,
esperanza única ya.
El valor alcanza mucho,
la prudencia mucho más:
no pensemos en nosotros,
en España hay que pensar.

TIRANA
Como nuestra Princesita
no contenga al Capitán,
hacer pueden con nosotros
una gran barbaridad.
Y si Dios no lo remedia,
esta torta cuesta un pan:
el presidio o el destierro
elegir podemos ya.


MANOLOS
Como nuestra Princesita
no contenga al Capitán,
hacer pueden con nosotros
una gran barbaridad.
Y si Dios no lo remedia,
esta torta cuesta un pan:
el presidio o el destierro
elegir podemos ya.

CORREGIDOR
(Al General)
A la cárcel irán todos
a pensar mejor su plan,
y nosotros a palacio
a ver a Su Majestad.
yo seré grande de España
y a usted, bravo General,
le dará doña Pepita
un buen mando en Ultramar.

GENERAL
A la cárcel irán todos
a pensar mejor su plan,
y nosotros a palacio
a ver a Su Majestad.
Si usted caza la grandeza,
yo no me quedaré atrás,
dándome doña Pepita
un buen mando en Ultramar.

(En la casucha)

¡Vamos ya!... ¡Vamos ya!...

(Fuera de la casucha)

¡Ja!... ¡ja!... ¡ja!...
¡Ja!... ¡ja!... ¡ja!...


_____________



Coro del llanto “¡Señor Abate!... ¿Será verdad que la princesa se mete monja?”: (Damas, Abate)

PRIMER GRUPO DE DAMAS
¡Señor Abate!...

SEGUNDO GRUPO DE DAMAS
¡Señor Abate!...

ABATE
¡Señoras mías!...

DAMAS
¿Será verdad?...

PRIMER GRUPO DE DAMAS
¡Que la Princesa se mete monja!...

SEGUNDO GRUPO DE DAMAS
¡Que en las Descalzas va a profesar!...

PRIMER GRUPO DE DAMAS
(Pañuelos a los ojos)
¡Oh!...

SEGUNDO GRUPO DE DAMAS
(Pañuelos a los ojos)
¡Ah!... ¡Ah!...

DAMAS
¿Tantos encantos, tanta belleza,
en la clausura van a parar?

ABATE
(Enjugándolas las lágrimas con su pañuelo)
Seductoras criaturas,
no más perlas derraméis,
que aunque llene mi pañuelo,
no habrá quien las compre
y no hallaré.

PRIMER GRUPO DE DAMAS
¡Hable usted!...

SEGUNDO GRUPO DE DAMAS
¡Hable usted!...

DAMAS
¡Ah!... ¡Ah!...

TODOS
¡Tantos encantos, tanta belleza,
en la clausura van a parar!...
¡Ah!... ¡Ah!...

DAMAS
(Transición adelantándose)
(¡Una rival de menos
y un pretendiente más!.)

ABATE
(No entiendo una palabra
de esto que va a pasar)

TODOS
(Pañuelos)
¡Ah–Ah–Ah–Ah!


_____________



Coro de los disfraces “Señora Princesa, con un solo fín”: (Coro, Princesa, Pepe-Hillo, Costillares, Romero, Abate)

CORO
Señora Princesa,
con un solo fin
tan solo venimos:
salvarla o morir.

(Descubriendo las armas)

Armados estamos;
y fuera de aquí,
si usté da la seña,
están otros mil.

PRINCESA
¡Por Dios!... ¡Por la Virgen!
Nos pueden oír.

PEPE-HILLO, COSTILLARES y ROMERO
¡Cudiao no hay denguno,
najemos de aquí!
Uzía no es monja,
o ze arde Madrí.

ABATE
(Sacando dos pistolas de las mangas)
¡Usted no profesa,
estando yo aquí,
sin que antes armemos
la de San Quintín!

PRINCESA
¡Por Dios! ¡Por la Virgen!
¡Nos pueden oír!...

CORO
Señora Princesa,
con un solo fin
tan solo venimos:
salvarla o morir.

PEPE-HILLO, COSTILLARES y ROMERO
¡Cudiao no hay denguno,
najemos de aquí!
Uzía no es monja,
o ze arde Madrí.

ABATE
¡Usted no profesa,
estando yo aquí,
sin que antes armemos
la de San Quintín!

PRINCESA
¡Por Dios! ¡Por la Virgen!
¡Nos pueden oír!...

ABATE
(Al fondo)
Prudencia, Manolos,
que no estamos solos,
y ya en las narices
me da el General.

(Pasa el General por el fondo)

TODOS
No profesará,
mientras no profese
por su voluntad.


_____________



Escena y coro de la profesión “Atónitos nos deja”: (Pepita, General, Corregidor, Abate, Princesa, Capitán)

PEPITA y GENERAL
(Al Corregidor)
¡Atónitos nos deja
su astucia y su talento!
Al fin en un convento
la vamos a encerrar.
Bien pronto sin caudillo
sus deudos y secuaces,
si no piden las paces,
vencidos quedarán.

CORREGIDOR
¡Atónitos nos deja
su astucia y su talento!
Al fin en un convento
la vamos a encerrar.
Bien pronto sin caudillo
sus deudos y secuaces,
si no piden las paces,
vencidos quedarán.

ABATE
Si crimen tan horrendo
no tiene su castigo,
la sangre de mi amigo
por Dios juro vengar.
El pecho se me rompe
de pena y de coraje,
y arrojo barba y traje
a la primer señal.

CORO
Su pecho desfallece,
su rostro se demuda,
y claro está sin duda
que amaba al Capitán.
La infame camarilla
no cabe en sí de gozo.
¡Qué lástima de mozo
y bravo militar!

PRINCESA
Mi amor y mi esperanza
en él cifrado había;
su muerte fue la mía:
no quiero vivir yo.

¡En rígida clausura,
con celo vivo y santo,
irá a regar mi llanto
la tumba de mi amor!
Hoy mismo y sin demora
haré mi profesión.
Que todos me acompañen
por último favor.

CORREGIDOR
Señora, nada falta:
ya tuve previsión,
y estamos aquí todos
pendientes de su voz.

ABATE
(Al Corregidor)
Si usía me permite,
la quiero exhortar yo.

CORREGIDOR
Sí, padre, la conviene
tan sabia exhortación.

ABATE
O usted de ir al convento
desiste por favor,
o sacan los trabucos
y empieza la función.
¡Señora, por la patria,
que usted tanto sirvió,
y que aún la necesita
cual nunca tal vez hoy!...

PRINCESA
¡Que nadie romper quiera
mi santa vocación,
porque es inquebrantable
y libre como yo!...
Pongámonos en marcha,
señor Corregidor.

TODOS
(Marchando al fondo)
Que nadie romper quiera
su santa vocación,
porque es inquebrantable
y libre como Dios.

CAPITAN
(Fuera)
Este santo escapulario
que me dio el amor,
del puñal de un asesino
mi vida salvó.

PRINCESA
¡Su voz!... ¡Cielo santo!...

TODOS
(Estupefactos)
¡Es él!...

CORREGIDOR
¡Maldición!...

PRINCESA
(Cayendo de rodillas)
¡Oh, gracias, Dios mío...,
que aún vive mi amor!...
¡Por mí se ha salvado
y a mí me salvó!...

ABATE
(Vase por la puerta secreta)
(¡Por él voy yo mismo!.)

CORREGIDOR
¡En marcha!...

PEPITA y GENERAL
¡Sí!...

PRINCESA
¡No!...
¡De infames traidores
el plan fracasó!
¡Me quedo en el mundo,
que aún vive mi amor!

CORO
¡De infames traidores
el plan fracasó!
Se queda en le mundo
que aún vive su amor.
¡O usted en el claustro

CORREGIDOR, PEPITA y GENERAL
entierra su amor,
o va a un calabozo
de la Inquisición!





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario