lunes, 9 de diciembre de 2013

Margarita la Tornera-II (Cantables)



ACTO II

CUADRO  I

Interior del escenario en el Corral de la Pacheca. La escena, sesgada de izquierda a derecha, de modo que corresponda junto a las cajas de este lado la cortina que la separa de las localidades, que no se ven, puertas a un lado y otro, en primer término. En el segundo, a la izquierda. En la pared lateral, la del vestuario.

Entre la escena fingida y esta pared un espacio libre, que se prolonga hacia el fondo.

ESCENA I

Bailarinas, Caballeros y Comediantes. Mosqueteros y Estudiantes, etc… etc.

Coro “¡Las bailarinas! Abridles paso”: (Coro de Hombres, Coro de Mujeres)

CORO DE HOMBRES
¡Las bailarinas!
Abridles paso.
¡Ya van saliendo
del vestuario!

Las Bailarinas salen a escena por la puerta del vestuario. En alegre tropel. Vestidas ya para el baile.

CORO DE MUJERES
Caballeros, comediantes,
mosqueteros,
estudiantes,
¡cuánta gente
por aquí!

ELLOS
¡Para veros y aplaudiros
hoy despuéblase Madrid!

HOMBRES
Ya veréis qué aspecto
presenta el corral.

MUJERES
¿hay gente en los bancos?

HOMBRES
¡Hasta rebosar!

MUJERES
¿Y en los aposentos?

HOMBRES
¡Ya no cabe más!

MUJERES
¿Y las barandillas?

HOMBRES
¡Repletas están!

MUJERES
¡Pues de tal concurso
poco se nos da!

HOMBRES
¿Y si sabéis que en la cazuela
no cabe ya ni un alfiler?

MUJERES
¡Eso está bien!

¡HOMBRES
¿Y que la gran mosquetería
bulle en el palio, que da horror?

MUJERES
¡Eso es mejor!
Esa es la buena gente
de rumbo y calidad,
y pues la Zarabanda
venimos a bailar,
suenen las castañuelas
y los panderos ya,
resuenen las guitarras
con grato resonar,
y abrid bien esos ojos, incautos,
¡que ya van a tener que mirar!
Giran los cuerpos...

HOMBRES
Y tras las faldas
que con los cuerpos giran y pasan...

MUJERES
Se van los ojos...

HOMBRES
¡Se van las almas!

MUJERES
Vibra la copla...

HOMBRES
¡Sigue la zambra!...

MUJERES
¡Viva tu boca!

HOMBRES
¡Viva tu gracia!

(Entre parejas)

MUJERES
(A cada uno)
¡Cállate!
¡Calla!
Este no sabe
lo que le pasa
cuando principia la Zarabanda.
Vivan los cuerpos de las muchachas,
cuando los mueve la Zarabanda.
Este no sabe...
Vivan las cuerpos...


________________



ESCENA II

Dichos, Don Lope y Don Juan, que salen por el fondo separadamente, según lo indica el diálogo.

Coro “Andalo, Zarabanda ”: (Mujeres, Don Lope, Don Juan, Hombres)

MUJERES.
Va a descorrerse la cortina;
Vamos, que el baile va empezar.

Descórrese la cortina y penetra por la derecha la luz del corral.

DON LOPE
Pero, ¿y Sirena? ¿No ha venido?

MUJERES
¡Paciencia y calma, ya vendrá!

HOMBRES
(Señalando hacia la escena fingida)

¡Ved cuán ufana se acomoda en su sillón la autoridad!

DON JUAN
Pero, ¿y Sirena? ¿No ha venido?

MUJERES
¡Paciencia y calma, ya vendrá!

ELLAS
Ya suenan las guitarras; ¡vamos, vamos allá!

(Pasan a la segunda escena)

ELLOS
Por algo somos gentes
de rumbo y calidad,
y aquí nos colocamos
mejor que en el corral.

(Oyese la música del baile, y de cuando en cuando se ven pasar las figuras de dos o tres bailarinas. El Coro de Hombres agrúpase para ver el baile. Suena la copla que sigue. Don Juan y Don Lope, desde un lado y otro de la escena, se miran recelosamente. Al acabar la copla, aparece Gavilán y después Sirena)

COPLA
Andalo, Zarabanda,
que el amor te lo manda.
Anda.
La Zarabanda está presa
de amores de un licenciado,
y el heliaco enamorado
mil veces la abraza y besa;
mas la muchacha traviesa
le da camisas de Holanda.
Andalo, Zarabanda,
que el amor te lo manda.
Anda.


________________



ESCENA III

Dichos. Gavilán y Sirena.

Sirena, Don Lope, Don Juan y Gavilán “Allí Don Lope”: (Gavilán, Sirena, Don Lope, Don Juan)

GAVILAN
(Que sale recelosamente, mirando a un lado y otro)
Allí don Lope...
y aquí Don Juan...
¡Aquí del arte
de Gavilán!

SIRENA
(Que aparece gallardamente por el fondo)
¿Quién preguntaba
tanto de mí?

CORO
¡Viva Sirena!

SIRENA
¡Viva Madrid!

(La gente del Coro ya atiende a la danza, y se vuelve a sirena, con signos de admiración. Nunca deben faltar algunos grupos entre las parejas que van a formar sucesivamente a un lado y otro. Sirena con Don Lope y Don Juan con Gavilán, y más tarde Don Juan con Sirena y Gavilán con Don Lope)

SIRENA
(Dirigiéndose hacia Don Lope, que se adelanta a su encuentro con visible satisfacción)
¡Don Lope!

DON LOPE
¡Sirena!

DON JUAN
(Fijándose en Don Lope)
No mira.

GAVILAN
(Yendo hacia él)
Venid.

DON LOPE
¡Qué triunfo te aguarda!

DON JUAN
¿Qué dices?

GAVILAN
Oíd...

DON LOPE
El público sabe
que vence mi amor,
que al fin de sus garras
arráncote yo,
y quiere con vítores
mandarte su adiós.

SIRENA
¡Por Dios!

DON LOPE
Sirena, ¡qué felices
vamos a ser los dos!

DON JUAN
(Mostrando a Gavilán la pareja que forman Sirena y Don Lope)
Repara.

GAVILAN
¡Dichoso
no es nadie hasta el fin!

DON LOPE
¡Tus ojos me ciegan!

DON JUAN
¡Que vives por mí!

GAVILAN
Seguí vuestras órdenes
con toda lealtad,
le sirvo con maña,
conózcole ya,
me inicia en sus planes
y os puedo jurar...

DON JUAN
(Con desconfianza)
¿Que? ¡Di!

GAVILAN
(¡Que en estas aventuras me van a dividir!)

COPLA
Andalo, Zarabanda,
que el amor te lo manda.
Anda.
La Zarabanda está presa
de amores de un licenciado,
y el bellaco enamorado
mil veces la abraza y besa;
mas la muchacha traviesa
le da camisas de Holanda.
Andalo, Zarabanda,
que el amor te lo manda.
Anda.

(Mientras suena esta segunda copla, todos la oyen atentos)

CORO
¡Viva! ¡Viva!
Cómo bailan.
¡Qué demonios
de muchachas!

GAVILAN
(Separándose de Don Juan)
¡Cómo aplauden!
Cuando salgas,
¡Qué tormenta
de palmadas!

DON LOPE
Más prudencia,
que no vayan
a perdernos
las palabras.

CORO
¡Vítor! ¡Vítor!
¡Cómo bailan!

DON JUAN
¡Sirena maldita!

DON LOPE
(A Sirena)
Aguárdame aquí.

GAVILAN
¡Pobre Margarita!

DON LOPE
¡Escúchame, y dí!

(Don Lope se dirige a Gavilán y pasan a ocupar el sitio en que éste se encontraba antes con Don Juan, y éste pasa a ocupar junto a Sirena el lugar en que se hallaba Don Lope)

DON JUAN
¡Sirena!

SIRENA
¿Qué buscas?
¿Qué quieres de mi?

DON LOPE
Sigilo y cautela,
¡Ya sabes!

GAVILAN
¡Oíd!...

DON JUAN
Si entonces colmaste
mi ardiente pasión;
si al verte, de nuevo
despierta mi amor,
¿Por qué me desprecia
quien tanto me amó?

SIRENA
¡Por Dios!

DON JUAN
¡Sirena: qué felices
vivíamos los dos!

DON LOPE
(Mostrando a Gavilán la pareja que forman Don Juan y Sirena)
Repara.

GAVILAN
Ya veo. Tranquilo seguid.

SIRENA
¡Por otra me dejas!

DON JUAN
¡La dejo por tí!

GAVILAN
Ni sabe, ni puede
conmigo luchar;
la suerte nos
brinda menguado rival;
Conozco sus mañas,
y os puedo jurar...

DON LOPE
(Con desconfianza)
¿Qué? ¡Di!

GAVILAN
(¡Que en estas aventuras me van a dividir!)

CORO
(Volviéndose hacia Sirena para llamarla)
¡Sirena! ¡Sirena!

SIRENA
¡Me llaman! ¡Voy ya!

(Pasa  a la segunda escena, separándose rápidamente de Don Juan)

GAVILAN
(Deslizándose entre los grupos)
¡Bien vamos, don Lope!
¡Bien vamos, don Juan!


_____________



ESCENA IV

Dichos, menos Sirena.

Coro, Don Lope, Don Juan y Gavilán “Viva, viva”: (Don Lope, Don Juan, Gavilán)

CORO
(Dentro y fuera mientras se oye gran estruendo  de aplausos)
¡Viva! ¡Viva!¡Viva!

DON LOPE y DON JUAN
¡Qué locos aplausos!

GAVILAN
¡Ni sé lo que digo, ni sé lo que hago!

DON LOPE
(Fijándose en Don Juan)
Sus audaces miradas provocándome están.

DON JUAN
(¡Ya veremos, don Lope!)

DON LOPE
(¡Ya veremos, don Juan!)

(Míranse un momento en actitud de desafío y en seguida se vuelven las espaldas para fijar su atención en la segunda escena. siguen los aplausos y la música del baile, hasta que se realiza la siguiente)

(Mutación)


_____________



CUADRO II

Calle. esta cayendo la noche, que reina por completo poco después.

ESCENA V

Margarita “Esas voces me espantan”: (Margarita)

MARGARITA
(Sale con traje oscuro y velo, procurando recatarse en la oscuridad creciente)
Esas voces me espantan.
Concluye la función.
La Sirena ha triunfado.
Todos con ella gozan.
Por ella muero yo...
Aún llevo en mis oídos,
como voces malditas,
los gritos de esa gente:
“¡Viva Sirena! ¡Viva!”
Y siento que una pena,
tan grande que me mata,
trastorna mis sentidos,
destroza mis entrañas.
En pocos meses
cuánto he vivido.
¡Cuán pasajero fue su cariño!
Ah, cuán alegre
mi vida entonces;
¡Mi vida loca!
¡mi vida torpe!
¡Cuántas promesas
de amor mentido!
¡Qué amor, en cambio,
tan grande el mío!
Sola me deja.
Tras otra va.
¡Y yo, entre tanto,
mientras más sola
le quiero más!
Y en mis angustias
las voces siento
de un desvelado
remordimiento...
¡Tortura horrible
de mi existencia!
¡voces medrosas
de la conciencia...!
¡sólo acalladas
cuando se impone
mi corazón!
¡sólo vencidas
por tanto amor!
Mas ¡ay! que algunas veces sufrir no puedo más.
¿Qué traman entre todos?
¿Qué cábala infernal en las tinieblas forjan
y a aniquilarme va?
¿Por qué de nuevo busca a esa mujer don Juan,
amores que pasaron queriendo renovar?
¿Por qué de su servicio
se aparta Gavilán?
¿Por qué, por qué a las órdenes
de «La Sirena» está?
¿Será que a todos vende,
sirviendo a su don Juan?
¡Si! ¡si! ¡Porque lo temo
lo adiviné quizás!

(Exaltándose por momentos)

¡Pero, no! ¡Todo es falso!
¡Tiene que ser mentira!
¡Don Juan a nadie quiere
más que a su Margarita!
¡Don Juan a nadie adora
más que a mí, que lo adoro!
¡Don Juan es sólo mío!
¡para mi vida sólo!
¡Para calmar mi angustia
con cariñosa voz!
¡Para secar mi llanto
con repetidos besos!
¡Para matar mis penas
con infinito amor!

(Oyese el coro, dentro, hacia la derecha)

Va saliendo la gente.
Grupos llegan... ¡Acaso
vuelva pensando en mí!
Ha de pasar sin duda
por aquí... por aquí.

(Retírase recatándose. aparece por la derecha. en animados grupos, gente  que sale
de la función)


_______________



ESCENA VI

Coro “¡Esta sí que ha sido toda una función!: (Hombres, Mujeres, Margarita)

HOMBRES
¡Esta sí que ha sido toda una función!

MUJERES
¡Qué aplausos, qué vivas,
y qué animación!

HOMBRES
¡Ilustres damas
de la cazuela,
que habéis armado
tan grandes grescas!

MUJERES
¡Insigne tropa
de mosqueteros,
que levantaba tanto revuelo...!

HOMBRES
¿Qué tal el baile?

MUJERES
¿Qué tal la fiesta?

HOMBRES
¿Qué tal la moza?

MUJERES
¿Qué tal Sirena?

MARGARITA
(Aparte)
(¡Siempre Sirena!)

HOMBRES
Sirena,
¡qué hermosa!

MUJERES
¡Qué alegres las coplas!

(Hacen mutis, cantando bulliciosamente una copla de la zarabanda)

MARGARITA
Los grupos
se alejan...
¿Quién viene?
¡Quién llega?

(Vuelve a ocultarse)


_____________



ESCENA VII

Margarita, Sirena, Don Lope, Don Juan. Sale Sirena del brazo de Don Lope.

Sirena, Don Lope, Margarita “Voy contigo, de tu brazo”: (Sirena, Don Lope, Margarita, Don Juan)

SIRENA
(A Don Lope)
Voy contigo, de tu brazo,
palpitante de placer.

DON LOPE
(A Sirena)
¡Ay, Sirena, mi Sirena!
más te quiero cada vez.
Con mi nombre y mi fortuna
ya me tienes a tus pies.

MARGARITA
(Aparte)
¡Qué pareja tan amante!
¿Quién la sigue?
¡Cielos! ¡El!

DON JUAN
(Siguiendo los pasos de Sirena y Don Lope y sin apartar de ellos la vista)
¡Cuán gallarda! ¡Cuán hermosa!
¡Qué portento de mujer!
¡Vaya al diablo Margarita
con su necia candidez!

DON LOPE 
(A Sirena)
Tu mirada me enajena,
me enloquece tu pasión;
¡Ay, Sirena, mi Sirena!
¿quién te quiere más que yo?

SIRENA 
(A Don Lope)
Con el fuego de tus ojos
se alimenta mi pasión;
¡Ay, galán de mis antojos!
¿Quién te quiere más que yo?

DON JUAN
(Aparte)
(¡Ah! Sirena encantadora,
que desdeñas mi pasión,
y el afán que me devora,
¿quién te quiso más que yo?)

DON LOPE
Conmigo ven
¡mi claro sol!
Conmigo ven
¡mi dulce amor!
Por ti, no más,
vivir querré.
¡Tu amor será
mi solo bien!

MARGARITA 
(Aparte)
(Desgraciado, que codicias
torpemente su pasión,
desdeñando mis caricias...
¿quién te quiere más que yo?

SIRENA y DON LOPE
Tan sólo contigo
dichosa, dichoso seré
Por ti no más,
vivir querré.
¡¡Feliz!!
¡¡Por ti!!

DON LOPE
Tu mirada me enajena...

SIRENA
Con el fuego de tus ojos...

DON JUAN
Ay Sirena encantadora...

MARGARITA
Desgraciado que codicias...

DON LOPE
¡No sueltes mi brazo!
¡Sigamos así!
Te aguarda la fiesta
dispuesta
por mí!

SIRENA
Mi brazo en tu brazo,
marchemos de aquí.
¡Cuán grata la fiesta
dispuesta
por ti!

DON JUAN
Si escándalo quiere
la pérfida infiel,
¡me invitó a la fiesta
dispuesta
por él!

(Salen Don Lope y sirena por la izquierda y Don Juan los sigue. siempre a la misma distancia)


_______________



ESCENA VIII

Margarita “Qué temible desvío”: (Margarita)

MARGARITA
¡Qué terrible desvío!
¡Qué espantosa crueldad!
Me abandona ¡Dios mío!
¡No, no debo implorar!
¡Infeliz! ¡Poseída
por funesta pasión!
¡Qué va a ser de mi vida
si me roban su amor?
¡Su amor, jamás!
¡Don Juan! ¡Don Juan!

(Sale desolada, siguiendo a Don Juan)

(Mutación)


_______________



CUADRO III

(Gran salón en el casón de los duendes. el aspecto de aquél, debe ser grandioso,  por sus dimensiones, por su decorado y por su mueblaje. candelabros y arañas, con numerosas bujías encendidas, sobre las mesas y pendientes del techo, respectivamente. puertas al fondo que comunican con otro salón brillantemente iluminado también. Otro más allá, con comunicación análoga, que prolonga la radiante perspectiva. puertas también a derecha e izquierda. en este lado, y completamente disimulada en el muro, una puerta secreta que no se advierte hasta el final, en el momento preciso.
Dentro del primer salón. a un lado, mesas de juego, al otro, una gran mesa con artísticas jarras para vino y muchas copas)

ESCENA IX

Gavilán y Pajes “¡Más aprisa, más aprisa!”: (Gavilán, Pajes)

Gavilán y Pajes

(Los Pajes, en numero de doce, arreglan la colocación de los muebles: traen mas candelabros con bujías encendidas, que dejan sobre las mesas, y andan bulliciosamente de acá para allá dando los últimos perfiles a los preparativos  de una gran fiesta)

GAVILAN
¡Más aprisa, más aprisa,
que ya vienen hacia acá!

PAJES
¡Más aprisa, más aprisa!

GAVILAN
¡Que no vale descansar!
esas luces.., esas copas...

PAJES
¡Todo queda listo ya!

GAVILAN
(Con aire de importancia)
¡Una fiesta improvisada,
lo que tiene que arreglar!
¡Muy bien!

PAJES
¿Qué tal?

GAVILAN
Muy bien.

PAJES
Mirad.

(Unos le llevan un lado y otros después al otro)

Aquí...
Y allá...

GAVILAN
Pues, señor,
¡ajajá!

(Reuniendo a lo pajes en torno suyo)

Este es el famoso
Casón de los duendes.
A Sirena hermosa
Don Lope lo ofrece.
Mucho cuidadito
con lo que se miente,
con lo que se inventa,
con lo que se pierde...
¡que aquí todo lo saben al punto
los pícaros duendes!

PAJES
¡Lo de los duendes risa me da!

GAVILAN
¡Lo de los duendes es la verdad!
¡La realidad!

PAJES
¡No puede ser!

GAVILAN
¡Pues escuchad!

PAJES
¡Vamos a ver!

GAVILAN
Hace mucho tiempo ya
que vivía en el Casón
cierto señor
tan singular,
tan bonachón,
y tan...

PAJES
¿Y tan...?

GAVILAN
(Aparte)
(Por poquito me resbalo
sin poderlo remediar)
que, como de noche
su sueño turbaba
un vago ruido
que no se explicaba,
dio pronto en la triste,
famosa manía,
de que todas las noches un duende
por sus amplios salones corría.

PAJES
¿Un duende?

GAVILAN
Y el duende,
¿sabéis lo que hacia?
Arrastraba unas cadenas,
con diabólicos chirridos,
ran, ran.
Golpeaba unas sartenes
con metálicos chasquidos.
Y lanzaba a cada instante
espantosos alaridos.
Maullidos...
miau, miau.
Ladridos...
guau, guau,
quejidos,
zumbidos,
aullidos.
¡a-hu!
¡a-hu!
¡guau-zarabú!
¡miau-zarabú!
ran-ran-ran-ran.
¡tan-tan!
La mujer del buen señor
era toda una beldad,
pero, además,
tan.., qué sé yo,
tan especial,
y tan...

PAJES
¿Y tan...?

GAVILAN 
(Aparte)
(Por poquito se me escapa
sin poderlo remediar)
...que mientras su esposo
velaba y velaba,
corriendo a su alcoba
la puerta atrancaba;
pero, por lo mismo,
la gente decía
que la esposa del pobre cuitado
poco miedo del duende tenia...

PAJES
¿Del duende?

GAVILAN
Y el duende,
¿sabéis lo que hacía?

GAVILAN y PAJES
Arrastraba unas cadenas...

GAVILAN
Y el duende llevaba
la barba de a tercia,
rizados bigotes
y rubia guedeja;
vestía con trajes
lujosos de seda,
tenía chambergo,
doradas espuelas,
al cinto la espada
y el potro a la puerta!

PAJES
Y el duende llevaba, etc.

GAVILAN
El pobre marido
jamás lo veía,
por más que la casa
de noche corría,
y el pícaro duende
volvía y volvía,
subía y bajaba,
entraba y salía,
y dale que dale
¿sabéis lo que hacía?

PAJES
¿Qué hacía?
¿Qué hacía?

GAVILAN y PAJES
Arrastraba unas cadenas
con diabólicos chirridos...
¡ran, ran!
Golpeaba unas sartenes
con metálicos chasquidos...
¡tan, tan!
Y lanzaba a cada instante
espantosos alaridos...
Maullidos...
¡miau, miau!
Ladridos...
¡guau, guau!
Quejidos,
zumbidos,
aullidos,
¡a-hu! ¡a-hu!
¡guau-zarabú!
¡guau-zarabú!

(Oyese dentro gran algazara, los pajes se asustan y Gavilán lo finge. Asustados, corren en confusión, hasta que al ver que son Don Lope y los convidados que se acercan. Vuelven al centro de la escena, riendo también a carcajadas)

GAVILAN
Ya viene don Lope.

PAJES
¡Qué risas! ¡Qué gritos!
¡Qué alegres amigas! ¡Qué apuestos amigos!

GAVILAN
(Aparte)
(Vendo a quien me compra.
Sirvo a quien no sirvo...
La Virgen me saque
de este laberinto!)


_______________



ESCENA X

Dichos, Don Lope, Sirena, Convidadas y Convidados.

(Desde ahora, mientras el coro que llega contribuye a la acción en la forma en que ésta se desarrolla, los pases figuran atender al servicio de los convidados)

Sirena, Don Lope y Gavilán “No sigamos ya más”: (Sirena, Don Lope, Gavilán)

CORO 
(Entrando, con alegre bullicio)
¡Ja, ja, ja!
¡Ja, ja, ja!
¡Ja, ja,ja!

SIRENA
No sigamos ya más.

DON LOPE
Ya podéis descansar.

CORO
¡Qué soberbio Casón!
¡Yo no he visto jamás
un palacio mejor!

DON LOPE
De Sirena será.

SIRENA
Os he dicho que no.

DON LOPE
De Sirena soy yo
y el palacio lo es ya.

GAVILAN
¡Admirable, señor!

DON LOPE
¡Ven aquí, Gavilán!
Para que al cabo nada
por conocer les quede.
Ya habéis visto el palacio.
Aquí está el intendente!

SIRENA
¡El señor Gavilán!

CORO
¿Gavilán?

GAVILAN
¡Gavilán!

DON LOPE
Yo no sé, como ingenio,
cuánto ingenio tendrá;
pero sé, por lo menos,
que es la propia lealtad!

GAVILAN
Eso si
que es verdad.
¡Soy la propia lealtad!

CORO 
(Burlonamente)
¿Gavilán?
¿Gavilán?

GAVILAN
(Muy digno)
¡Sí señor!
¡Gavilán!

DON LOPE
¡Conque, amigo y amigas,
a reír, y a beber, y a cantar!
¡Jueguen unos allí!
¡Beban otros allá!
Y a espantar los duendes...

CORO
¿Qué duendes?

DON LOPE
A los duendes, que pronto vendrán.

GAVILAN
Así lo dice la tradición.

DON LOPE
Ya tú la sabes.

GAVILAN
¡Pues no que no!
Todas las noches,
al dar las dos,
entran los duendes
en el Casón.

DON LOPE
Entran moviendo
bullicio atroz.
Cuando los oigan
no tengan miedo
¡los duendes son!

CORO
Todas las noches,
al dar las dos,
entran los duendes
en el Casón.
Cuando los oigan
no tengan miedo
¡los duendes son!

SIRENA
¡Sirena
no se asusta
de duendes
ni de brujas!
Las brujas
y los duendes
al verla
retroceden ..!
¡Sirena los asusta!
¡Sirena los subyuga!
¡Sirena los espanta
con una zarabanda!

CORO
¡Ay qué gracia, qué rumbo, qué garbo,
los de esta mujer!

DON LOPE
¡Ay, Sirena!

GAVILAN Y CORO
¡Sirena! ¡Sirena!
¡Vaya si lo es!
¡Vaya si lo es!

SIRENA
¿Por qué me llaman
todos, Sirena?
Yo desconozco
la seducción.
Yo sé, tan sólo,
que los placeres
han cautivado
mi corazón!
Y por eso al reinar la alegría
de cantar, y reír, y beber,
con transporte de loco entusiasmo
estremécese todo mi ser.
¡Qué alegría!
¡Qué placer!

DON LOPE, GAVILAN y CORO
¡Qué alegría
de mujer!

SIRENA
Y si gozosa música suena,
destacando su vivo compás,
como cuerda que vibra, mi cuerpo
de repente comienza a vibrar.
¡Qué alegría!
¡Qué placer!

DON LOPE, GAVILAN y CORO
¡Qué alegría
de mujer!

SIRENA
Muchos bailes han marcado
mis primores y mis prendas:
Juan Redondo y el canario,
las gambetas,
el villano y el rastrojo;
pero corran noramala
cuando empiece la famosa
¡zarabanda!

DON LOPE, GAVILAN y CORO
¡Rebonita!
¡Resalada!

SIRENA
La famosa
zarabanda.

(Sirena va marcando con manos y cuerpo, con gracia pero con sobriedad cuanto va diciendo)

Al compás de los panderos
que ligeras manos mueven
agitando los sonoros
cascabeles,
y entornando bien los ojos
donde llevo puesta el alma
yo dibujo la traviesa
zarabanda.

DON LOPE, GAVILAN y CORO
¡Rebonita!
¡Resalada!
SIRENA
¡La traviesa
zarabanda!

(La acción del baile se va animando por la intervención, cada vez mas activa de seis bailarinas, que, sucesivamente. y sin distraer la acción. ni la palabra de sirena, se van destacando de entre el coro de convidados)

Mientras zumba
la copla picante...
¡que pica, que pica,
más que un alacrán!
yo principio con pasos menudos
que en los corazones
marcándose van.

LOS DEMAS
¡Cómo empieza con pasos menudos
que en los corazones
marcándose van!

(Esta vez. como las siguientes, mientras repite el coro la segunda mitad de la estrofa, sirena acciona cuanto acaba de indicar con las palabras)

SIRENA
¿Eh? ¿Qué tal?

TODOS
¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!

SIRENA
¡Agua va!
Gira y gira mi cuerpo flexible
y giran los brazos
de acá para allá,
y resuenan los sones alegres
de las castañuelas,
dale que le das.

TODOS
Y resuenan los sones alegres,

SIRENA
¿Eh? ¿Qué tal?

TODOS
¡Ay! ¡Ay! Ay!

SIRENA
¡Agua va!
Ya dibujan mis ojos un guiño...
¡que pica, que pica,
más que un alacrán!
o ya inician mis labios un beso
que muere en mis labios,
¡sin darse jamás!

TODOS
Y ya inician sus labios un beso,
que muere en sus labios
¡sin darse jamás!

SIRENA
¿Eh? ¿Qué tal?

TODOS
¡Ay! ¡Ay!¡Ay!

SIRENA
¡Agua va!
¡Que paso!
¡Que torno!
¡Que voy para allá!
Que giro
de nuevo,
con raudo girar.
¡Ah!

TODOS
¡Ah!

(La intervención de las bailarinas se va haciendo por momentos más sensible, animada e interesante)

SIRENA
¡Yo soy el encanto,
a luz de la orgía!
¡Yo soy la Sirena!
¡Yo soy la alegría!

TODOS
¡Sí, sí, la alegría!

SIRENA
Palpita en mi pecho
con locos afanes;
sus manos de rosas
me ciñen el talle;
y brilla en mis ojos
¡y baila conmigo!
¡Jesús qué alegría!
¡Jesús qué placer!

TODOS
¡Jesús, qué alegría
la de esta mujer!

(Sirena y las Bailarinas entran ya de lleno en la danza, cada vez mas animada. las segundas se acompañarán con castañuelas. termina la danza)

DON LOPE
¡A beber!

TODOS
¡A beber!

SIRENA
¡A jugar!

TODOS
¡A jugar!

DON LOPE
¡Jueguen unos allí!
¡Beban otros allá!


_______________



ESCENA XI

Dichos y Don Juan

Don Juan, Don Lope, Sirena y Gavilán “Soy quien soy”: (Don Juan, Sirena, Don Lope, Gavilán, Margarita)

DON JUAN
(Dentro)
¡Soy quien soy!

SIRENA
¿Qué sucede?

DON LOPE
¿Quién grita?

GAVILAN
¡Dios clemente!

(Oyese formidable estrépito, y aparece Don Juan por el fondo)

CORO
¡Jesús!

GAVILAN
¡Las dos han dado!
¡Los duendes! ¡Son los duendes!

DON LOPE
¡Cerradle el paso!

DON JUAN
(Adelantando)
¡Nunca!

DON LOPE
¿Quién entra así?

DON JUAN
(Ya dentro)
¡Quien puede!

(Quédase el coro sobrecogido por la sorpresa: sirena, aterrada. Don Juan presentase sereno. Don Lope permanece en actitud altiva)

DON LOPE
¡Don Juan: marchaos!

SIRENA
¡Don Juan: salid!

DON JUAN
No, que primero
me habéis de oír.

CORO
¡Don Juan, salid!

DON JUAN
No. Todos, todos
me habéis de oír.
Fortuna por mi lograda,
joya, mujer o moneda,
jamás salió de mis manos
si no fue con mi licencia.
Sirena me quiso mucho,
y no es mucho que la quiera.
¡Es capricho que me vuelve,
y vengo aquí por Sirena!

CORO
¡Don Lope! ¡Don Juan!

SIRENA
¡Don Lope!

DON JUAN
¡Será de grado o por fuerza!

DON LOPE
Tendré que verlo!

(Don Juan y Don Lope adelantan el uno hacia el otro, desafiándose con las miradas)

VOCES
¡Socorro!
¡Daos prisa! Por Dios!

SIRENA
(En voz baja)
¡Que venga la ronda!

(Gran tumulto. en medio de el aparece Margarita)

MARGARITA
¡Señor Don Juan
de Alarcón!

LOS DEMAS
¿Quién?

DON JUAN
¡Jesús! ¡Ella!


_______________



ESCENA XII

Dichos y Margarita.

Margarita, Don Juan, Don Lope y Gavilán “¡Margarita! ¡Vive Dios!”: (Don Juan, Margarita, Gavilán, Don Lope, Sirena)


CORO
¿Quién será?

DON JUAN
¡Margarita!
¡Vive Dios!

MARGARITA
¡Ay de ti!

GAVILAN
(Santiguándose)
¡En el nombre del Padre!

DON JUAN
(Aparte)
¡No te apartes de mi!

MARGARITA
¡Valor, Dios mío!

CORO
¿Quién es? ¿Quién es?

DON LOPE 
(A Margarita)
¿Qué reclamáis?
¿Qué pretendéis?

MARGARITA
Entre el bullicio de la fiesta
que con mi entrada interrumpí,
mi corazón muerto caía
¡pobre de mi!
Cuanto su amor ambicionaba,
la vida entera yo le di,
y hoy el ingrato me abandona;
¡pobre de mí!
Testigos sois de mi quebranto;
muerta o con él saldré de aquí,
si no me escucha y me abandona;
¡pobre de mí!

DON LOPE
¡Ya veis qué hazañas
las de Don Juan!
¡Le ha castigado su vanidad!

SIRENA y CORO
¡Qué coincidencia!
Ja, ja, ja, ja!
¡Cómo padece su vanidad!

DON JUAN
(Conteniendo a duras penas su enojo)
¡Verla llorando
y en lance tal...!
¡Funesta cólera
me hace temblar!

GAVILAN
(Aparte a Don Juan)
Calma y astucia,
en mi fiad.
¡Qué coincidencia
providencial!

MARGARITA
¡Ay qué tormentos!
Ay qué ansiedad!
¡Mi amor tan sólo,
fuerzas me da!

DON LOPE, SIRENA y CORO
¡Qué coincidencia!
¡Ja, ja, ja, ja!

DON JUAN
¡Funesta cólera
me hace temblar!

GAVILAN
¡En los infiernos
vamos a dar!

MARGARITA
¡Mi amor tan sólo,
fuerzas me da!

TODOS
(Menos Don Juan, Margarita y Gavilán)
¡Ja, ja, ja!
¡Ja. Ja. Ja!
¡Ja, ja, ja!

DON JUAN
¡De mi!

(A Margarita)

¡De ti se ríen!
¡De ti, con mofa tal
que es crimen contra el cielo...!
¡No! ¡No! ¡No se reirán!

LOS OTROS
¡Ja, ja!
¡Ja, ja!

DON JUAN
¡Callad!

(Imponiéndose a todos)

Mi vida toda se renueva,
y vuelvo a ser quien siempre fui.

(A Margarita)

¡Ven a mis brazos, que mis brazos
son para ti!

(Margarita se arroja en brazos de Don Juan)

¡Infortunada Margarita,
desecha toda tu inquietud!
de las miserias de este mundo
¿qué sabes tú?
Reposa ya sobre mi pecho,
vuelve a sentir mi corazón;
¡Ay del infame que se mofe
de tu dolor!

DON LOPE, SIRENA y CORO
Y no sé qué pensar de su audacia,
de su amor y sus celos al fin,
pero sé que despierta mi cólera,
por osado, por loco, por vil.

GAVILAN
Yo no sé qué pensar de su audacia;
yo no digo que no, ni que si;
¡Yo no sé de qué lado quedarme!
¡Yo no sé lo que va a ser de mi!

MARGARITA
No, por Dios: no, don Juan de mi alma,
no me apartes ya nunca de ti,
yo tan sólo te quise, y te quiero;
si me quieres huyamos de aquí.

DON JUAN
Llora, llora tu amor ultrajado,
pero déjame dueño de mí.
¡Tales risas, tamaños insultos
han de ser castigados por mi!

DON LOPE, SIRENA y CORO
Yo no sé qué pensar de su audacia...

GAVILAN
Yo no se que pensar de su audacia...

MARGARITA
No, por Dios; no, Don Juan de mi alma...

DON JUAN
Llora, llora tu amor ultrajado...

DON LOPE
(Destacándose del grupo de los convidados y encarándose con Don Juan)
¡Salid y salid al punto,
que os arrojo de mi casa!

DON LOPE, SIRENA y CORO
¡Miserable!

DON JUAN
(Fuera de sí)
¿Miserable?
¿Quién mantiene tal palabra?
Desenvainando la espada.

(Desenvainando la espada)

MARGARITA
¡Por piedad!

(Desasiéndose)

DON JUAN
¡Oh Margarita!
¡Es mi cólera que estalla
en injurias por la boca,
y en centellas por la espada!
Cobarde vil.

DON LOPE.
¿Cobarde yo?

(Desenvainando)

SIRENA
¡Jesús!

MARGARITA
¡Piedad!

DON JUAN
¡Cobarde vos!

(Sirena y Margarita procuran detener a Don Lope y Don Juan)

VOCES
(Dentro)
¡Alto! ¡La Ronda!

CORO
¡La Ronda! ¡Horror!
¡Van a prendernos sin remisión!

(El coro se desbanda y huye por las puertas laterales)

DON LOPE 
(A Sirena)
¡Déjame!

SIRENA
¡Nunca!

DON JUAN 
(A Margarita)
¡Suelta!

MARGARITA
¡Por Dios!

CORO 
(Huyendo)
¡Aprisa! ¡Aprisa!

DON JUAN 
(A Don Lope)
¡Cobarde vos!

(Don Juan y Don Lope consiguen desasirse de Margarita y de Sirena)

MARGARITA
¡Oh!

SIRENA
¡Oh!


_______________



ESCENA XIII

Dichos, menos el Coro.

(Don Juan y Don Lope empiezan a batirse)

Sirena y Margarita “¡Alto a la ronda!”: Gavilán, Don Juan, Don Lope, Margarita, Sirena)

VOCES
(Dentro y mas cerca)
¡Alto a la ronda!

GAVILAN
(Sin saber que nacer ni a donde ir)
¿Dónde voy yo?

DON JUAN
¡Cobarde!

DON LOPE
¡Cobarde!

DON JUAN
¡Menguado!

DON LOPE
¡Traidor!

(Se baten encarnizadamente)

GAVILAN
(Corriendo azorado entre los muebles y escurriéndose por debajo de las mesas)
¡El buen Gavilán
aquí pereció!

(Don Juan hiere en el pecho a Don Lope, que cae a tierra soltando la espada)

DON LOPE
(Cayendo)
¡Oh!

MARGARITA y SIRENA
¡¡Oh!!

SIRENA
(Que ha seguido el lance con mortal ansiedad, desde una de las puertas que comunican con el segundo salón, se precipita hacia el fondo gritando)
¡¡Favor!!
¡¡Aquí!!

MARGARITA
¡¡Jesús!!

GAVILAN
(Como iluminado súbitamente por una idea afortunada)
¡Ah! ¡Sí!
¡Señor!

DON JUAN y MARGARITA
¡A mí!

GAVILAN
(Dirigiéndose a la puerta secreta, que abre rápidamente)
¡Mirad! ¡Huid!

DON JUAN
¡Jamás!

MARGARITA
¡Sí! ¡Si!

DON JUAN
¡No!¡No!

MARGARITA
(Con suprema angustia)
¡Por mi!

SIRENA
(Que vuelve desde el fondo, seguida de la ronda. compuesta de varios alguaciles espada en mano)
¡Corred!

DON JUAN
(Desapareciendo por la puerta secreta y enviando un supremo adiós a Margarita)
¡¡Por tí!!



_______________



ESCENA XIV

DON LOPE. EN TIERRA. MARGARITA. GAVILAN. SIRENA Y LA RONDA.
(SIRENA Y LOS ALGUACILES PRECIPÍTANSE EN EL SALÓN EN EL MOMENTO EN QUE DESAPARECE
DON JUAN)

Sirena y Margarita “¡Se escapa!”: (Sirena, Margarita)

SIRENA
(Con espantosa rabia)
¡Se escapa!

MARGARITA
(Creyendo perdido a Don Juan)
¡Dios mío!

SIRENA
(A los Alguaciles)
¡Sigámosle!

MARGARITA
(Interponiéndose)
¡Nunca!

SIRENA y ALGUACILES
¡Atrás, infeliz!

MARGARITA
(Cubriendo con su cuerpo el hueco de la puerta)
¡Jamás mientras viva!
¡Pasad sobre mí!

SIRENA y ALGUACILES
¡Atrás, infeliz!

GAVILAN
¡Yo ya me lucí!

MARGARITA
¡Pasad sobre mí!




Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario