viernes, 10 de enero de 2014

Romanza húngara (Cantables)



ROMANZA HUNGARA



Poema lírico en dos actos.

Libreto: Víctor Mora.

Música: Juan Dotras Vila.

La acción en un pueblo de la pradera del Zon, en el Hortobagy (Hungría), a principios del siglo X.


SINOPSIS


Una romanza cantó al pasar un potrero de la llanura de Hungría a Marielsa, la moza de la “Posada del Buey Negro”. La moza sintió nacer un amor en su corazón y espera, anhelante, la vuelta del potrero, la próxima visita que hará al pueblo en cuanto lleguen las fiestas. Grullo, el veterinario de la pradera, Pelugri, el guardián de la posada y Myrta, la pizpireta artista de la Opera de Budapest, son los confidentes de la enamorada moza. Y llega al pueblo la noticia de que a Itsván, el potrero de la romanza, se le ha visto en la llanura con Sandra la Loba, la reina de la tribu gitana que vendrá a alegrar las fiestas del pueblo con sus canciones.
Y en tanto, en la llanura poblada de potros y bueyes, los ladrones de caballos roban con frecuencia grandes rebaños que desaparecen con ellos. El señor Ciprin, el jefe de guardas de la llanura, tras un disfraz busca un ardid para apoderarse de los astutos ladrones. Y mientras con la fiesta suenan en el pueblo los sones y los bailes de las czardas, la presencia del poderoso y rico vaquero señor Yorik, da más realce a la solemnidad. Y el poderoso señor que buscó por toda Hungría mujeres  que le agradaran, queda perplejo ante la maravillosa belleza de Marielsa. Intenta comprar su cariño y casi lo logra. La moza lucha por su amor y hace verdaderas heroicidades para evitar que Itsván marche de la llanura. Ella llora por el dolor que le produciría la separación y por el peligro que representa para el potrero, Sandra la Loba, la bella gitana que sabe atraer a los hombres de la llanura para perderlos.
Marielsa, llevada por la superstición de la vieja Zanicka, casi llega a matar al hombre que quiere más que a su vida. Y cuando la justicia va a intervenir y Marielsa va a pagar cara su acción, Yorick se da cuenta de que pretendía comprar algo que no se compra nunca.
Itsván el potrero y Marielsa, con su abnegación, consiguen ver apartadas de su camino cuantas vallas se oponían a su felicidad. Sandra la Loba, con su historia maldita y con el alma destrozada, desaparece del pueblo y se esfuma en la llanura, con el séquito aturdidor de su famosa caravana.



________________



Personajes:

Marielsa: Trabaja en la posada. Enamorada de Itsván.

Sandra la Loba: Reina de la tribu gitana.

Myrta: Actriz de music-hall.

Itsván: Potrero.

Yorick: Rico vaquero que pretende a Marielsa.

Señor Ciprín: Jefe de guardias de la llanura.
 
Pelugri: Criado de la posada.




_________________



Números musicales:

Canción del potrero: (Itsván)
Dúo-Vals: (Itsván, Marielsa)
Caravana: (Sandra, Gitanos, Gitanas) 
Despedida de Itsván: (Itsván, Marielsa)


_________________



Canción del potrero: (István)

ITSVAN
Bellos prados que dejé al pasar
al cruzar mi caballo la inmensa llanura,
siempre quiero libre contemplar
vuestro cielo, para recordar
vuestra gran hermosura
que llega a deslumbrar.
Sobre el caballo, por su querer
siempre el potrero piensa en su amada,
mientras dice al correr:
“Vuela veloz, mi caballo querido;
salta los prados, cruza la humbría,
pues jamás tu galope tendido
llega al latido del corazón.
Tú sabes bien que una moza de Hungría,
flor mañanera, rosa morena,
al potrero feliz encadena
de sus hechizos en la prisión...”
Su visión como un sueño aparece...
“¡Para el trotar, espera....!”
Mas, ¡mi Dios!, ¿por qué se desvanece
su celestial visión?
Cuando la visión
pierde el buen potrero,
al caballo con pasión
dice sin tardar:
“Corre, trota, vuela, ¡au!
no descanses nunca, cruza el valle sin tardar.
Corre, trota, vuela, ¡au!
a mi dulce amada ve a buscar;
noble bruto amigo,
casi hermano en la llanura,
no te rindas en el trote volador.
Tú eres el testigo
del querer que es mi ventura,
pues formamos el centauro
del amor.
Corre, trota, vuela, ¡au!
no descanses nunca, cruza el valle sin tardar;
a mi bella amada ve a buscar,
pues tengo sed de amar.”


_________________



Dúo-Vals: (Itsván, Marielsa)

ITSVAN
No esperes que te diga,
no esperes, no,
el nombre de la moza
que me hechizó.
Su nombre y su morada,
no esperes, no,
que diga hasta el momento
que quiera yo.

MARIELSA
No quiero preguntarte
quién es esa mujer,
aunque me gustaría
saber quién puede ser.
No espero, no;
no espero, no,
que digas el secreto
de quién te enamoró.

ITSVAN
Como tú,
en la luz de sus ojos
lleva siempre la pasión;
fiel cristal su mirar
sin enojos sabe dar paz
a mi corazón.
Su bondad ideal,
a la tuya es igual,
la emoción de su voz,
me recuerda a las dos.
Su candor, sin cesar,
me hace en ti pensar...
Por su amor,
si he de luchar,
vencer sabré...

MARIELSA
Espero que esa moza
que te hechizó,
también tendrá defectos
que tengo yo.
No espero que me digas
su nombre, no;
feliz si con sus gracias
te cautivó.

ITSVAN
No esperes que te diga
su nombre y condición;
las mozas, sin palabras,
entienden la intención.
No esperes, no;
no esperes, no,
que diga su secreto,
mi amante corazón jamás.

MARIELSA
La moza que tú quieres,
si sabe tu pasión,
verá nacer la llama
que enciende la ilusión.
No esperes, no;
no esperes, no,
que yo pregunte lo que piensa
tu amante corazón.
Los dos
Feliz quien siente nacer
un ardiente y firme querer.

ITSVAN
Cual tu voz, su voz
es caudal de amor.
Sois las dos,
cual bella flor,
nidal feliz de amor.

MARIELSA
No me importa quién podrá dar
a tus frases tal calor;
ni me puede causar
envidia su amor.


_________________



Caravana: (Sandra, Gitanos, Gitanas)

SANDRA
Los gitanos de Hungría siempre cantan;
su canción de sol es poesía
que les presta el caminar.
Son sus tiendas, palomas, que volando
sin cesar el mundo van corriendo
sin reposo y sin hogar.
Alma de bohemio soñador,
nadie a nuestro fuero puso ley;
patria no tenemos; nunca un rey
fue nuestro señor.
Hijos de la noche y del amor,
es nuestra tribu roja cuna de pasión
donde entonamos, siempre libres, con fervor
de nuestra raza la canción.

CORO
De nuestra raza la canción.
¡Muy bien cantó la Loba!
Los gitanos de Hungría siempre cantan;
su canción de sol es poesía
que les presta el caminar.
Son sus tiendas, palomas, que volando
sin cesar el mundo van corriendo
sin reposo y sin hogar.

SANDRA
Somos gente libre,
sabemos mil canciones;
todas son el eco
de nuestras sensaciones.

GITANOS
Alma de bohemio soñador,
nadie a nuestro fuero puso ley;
patria no tenemos; nunca un rey
fue nuestro señor.

GITANAS
Hijos de la noche y del amor,
es nuestra tribu roja cuna de pasión
donde entonamos, siempre libres, con fervor
de nuestra raza la canción.

SANDRA
Mi gran querer
en mi cantar
sabré poner.

CORO
De nuestra raza la canción
cantó muy bien la Loba.
Los gitanos de Hungría siempre cantan;
su canción de sol es poesía
que les presta el caminar.
Son sus tiendas, palomas, que volando
sin cesar el mundo van corriendo
sin reposo y sin hogar.



_________________



Despedida de Itsván: (Itsván, Marielsa)

ITSVAN
¡Qué me importa ya mi vida,
llena de dolor!
Sin consuelo va perdida;
Muerto está mi amor.
Nada tiene aquí
mi corazón;
sólo conocí
la vil traición.
Al marcharme,
mi llanura siempre lloraré;
de nostalgia y de amargura
triste viviré.

Sol de Hungría bella,
tu calor, tu clara luz no olvidaré.

MARIELSA
No te marches, sé valiente, no me dejes, por favor.

ITSVAN
Tus palabras engañosas me dejaron sin amor.
La traición de tu querer
me hace huir de aquí.

MARIELSA
Nunca ese hombre
será nada para mí.

ITSVAN
Hoy mi vida sin ventura,
llena de dolor,
sin consuelo va perdida;
muerto está mi amor.
Eres tú mi vida,
tu amor mi cielo fue;
mas por tu traición
llora mi corazón.





FIN


Información obtenida en la Página Web http://lazarzuela.webcindario.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario