domingo, 28 de abril de 2013

El castell dels Tres Dragons (Argumento)

El castell del Tres Dragons
El castell del Tres Dragons, Gatada en tres actos se estrenó en el Teatro Tívoli de Barcelona, el día 2 de Diciembre de 1922. Su libretista, Frederic Soler "Pitarra", adaptada a la escena lírica por Francesc Pujols. Música de Enric Morera.

La acción se desarrolla en el salón del castillo feudal de los tres dragones; en la decoración aparece el escudo con tres dragones, la divisa de la baronía.

Acto I

Es de noche, el Barón y la Baronesa están jugando a los naipes, con su ahijada Flora y los sirvientes Ganyota y Manfred. Llega Ignasi anunciando la llegada de Frederic, el hijo del Barón, que se casará con Flora. Al mismo instante, Manfred entrega al Barón una carta que anuncia la llegada inminente de un personaje importante. El Barón ordena preparar un ágape exótico: arroz con avestruz. El Barón acusa a Frederic de calavera, mientras a él no le respeta como noble. Gualtero, antiguo pretendiente de Flora, se dirige al castillo. El Barón toma un baño de pies en la misma sala del trono. Mientras tanto, solicita a Ganyota y a Ignasi que hagan de bufón y de trovador. La entrada de unos nobles produce una escena esperpéntica. Llega Gualtero con modales bravucones.

Acto II

En el mismo lugar. Gualtero riñe con Manfred. Godofredo, oculto bajo su celada, se enfrenta a Gualtero, que se va gritando. Godofredo oculta su identidad, aunque el Barón le reconoce. Después de una fiesta quedan solos Ignasi, Manfred y Ganyota, que refieren el origen legendario del castillo y del misterioso espíritu diabólico que lo habita. Mientras, en una escena nocturna, aparece Gualtero acompañado de unos moros disfrazados y raptan a Florea, ante la pasividad de todos. El Conde da la alerta y los guerreros salen a perseguir a los emboscados.

Acto III

Fadric y Gualtero se enfrentan por liberar a Flora: el Barón entregará la mano de su ahijada a quien consiga salvarla. Llega una nota de la muchacha, en la que se asegura que si antes de las seis de la tarde no la salvan, el rey moro se la llevará para siempre. Al instante suenan las seis y aparece Gualtero que asegura haber puesto en libertad a Flora; el Barón no tendrá más remedio que cumplir su palabra, a pesar que él quería como esposo de Flora a su hijo Fadric. Gaultero y Fradic se baten. Un coro de guerreros celebra la gesta de Gualtero, pero el Barón desconfía. Interroga a dos prisioneros, que resultan ser impostores: uno de ellos se había disfrazado de fantasma, y el segundo fingía ser moro. Una vez descubierto el complot de Gualtero, el caballero embozado se alza la visera y todos descubren a Godofredo, el Marqués de Mirallets y señor feudal de la baronía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario